HACE SIETE AÑOS
HACE SIETE AÑOS

Barbate transforma en teatro la tragedia del Nueva Pepita Aurora

Como cada 5 de septiembre desde que la tragedia ocurriera hace 7 años, Barbate recuerda a los ocho marineros que murieron en el naufragio del pesquero "Nueva Pepita Aurora", un recuerdo que ahora se ha transformado en teatro con una obra que interpretan vecinos de la localidad gaditana. "La Aurora de Barbate", el título de la obra, es "un Romeo y Julieta a la barbateña", según explica a EFE su autor y director, Sergio Román, que ha escrito, en verso, esta pieza teatral como un recuerdo y homenaje a los marineros que murieron en aquella tragedia y como un "canto a la esperanza" en un pueblo al que "no le queda otra que tener esperanza".

Informativos CanalSur 5 September 2014

El estreno de esta obra, esta noche en la Lonja Vieja de Barbate, es el único acto programado hoy para conmemorar el séptimo aniversario del hundimiento, una fecha que, desde hace ya varios años, los vecinos, pescadores, los familiares de las víctimas mortales y los ocho supervivientes que aún hoy arrastran las secuelas, prefieren vivir en la intimidad.

Siete años después, el caso sigue a la espera de una fecha para celebrar el juicio contra José Vega, propietario y patrón del "Nueva Pepita Aurora" y único imputado en el proceso.

El fiscal pide para él 4 años de cárcel porque considera que "no es de extrañar" que el accidente ocurriera y tuviera tales consecuencias porque su conducta, que durante el hundimiento fue tachada de heroica, fue "sumamente irresponsable" dadas las condiciones en las que tenía la nave (sobrecarga de peso de al menos doce toneladas y con el sesenta por ciento de las aberturas de desagüe cerradas).

A la espera de la respuesta de la Justicia, la tragedia sigue viva en la memoria de Barbate, cuyos vecinos no olvidan aquella fecha en la que el "Nueva Pepita Aurora" se hundió a unas 7,8 millas de Punta Camarinal (Tarifa) al toparse con una tormenta y olas de hasta siete metros cuando regresaba al puerto de Barbate tras faenar por la noche en las costas próximas a Marruecos, con una tripulación compuesta por el patrón y quince marineros.

Tan viva que Sergio Román, un actor muy ligado a Barbate, el pueblo de su padre y en el que desde niño pasa temporadas, se ha inspirado en ella para crear una obra teatral.

"No se si podrá curar alguna herida, por lo menos hemos hecho algo pensando en ellos y para mostrarles que no han quedado en el olvido", dice.

La obra cuenta la historia de Carmen y Mario, dos amantes de dos familias tradicionalmente enfrentadas (él hijo de un sindicalista marinero y ella Carmen hija de un armador), que se separaron para siempre por el hundimiento del Nueva Pepita Aurora.

Con la colaboración del Ayuntamiento, Sergio Román puso en marcha este verano un taller de teatro en el que invitó a los vecinos a participar en esta obra, en la que suben al escenario 28 vecinos de todas las edades, desde niños a Antonia, una mujer de 62 años.

Durante el taller, y para encajar a los actores y actrices, ha reescrito una "tragicomedia" que a este miembro de la compañía Espantaperros Teatro le "ha salido" en verso.

Los vecinos, cuenta, llegaron atraídos por un cartel en el que se invitaba a participar en un taller de teatro para representar una obra que se estrenaría el mismo día del aniversario del naufragio y como homenaje a los marineros.

"Cuando la leyeron se involucraron muchísimo más, porque se ven muy identificados", explica su autor, que en "La Aurora de Barbate" ha querido reflejar "al pueblo entero, todo lo bueno y todo lo malo" y por ello recorre sus ambientes más emblemáticos, su puerto, su mercado, sus plazas o sus playas.

Y sobre todo el mar, que "como hacía Lorca, salvando las distancias claro", bromea, ha transformado en dos personajes, la mar serena chica y la mar revuelta.

La obra, en las que las redes son una parte fundamental de su escenografía, es "una historia entre el mar y las personas" que Sergio Román cree que "más que de teatro en teatro" se podría  mover "de puerto en puerto".

Más allá de esta representación, el actor tiene intención de que "La Aurora de Barbate" no sea sólo una obra de teatro, si no que, por ejemplo, se asiente en el pueblo como taller teatral estable para un pueblo que "guarda su esencia como pocos".

Una esencia de la que formará parte para siempre la tragedia del Nueva Pepita Aurora que cada 5 de septiembre tiñe de tristeza a Barbate.

ES NOTICIA