sevilla
sevilla

El Museo de Bellas Artes recorre las mejores obras del arte martirial

La Contrarreforma utilizó la iconografía de la inmolación y el martirio para evangelizar.

Roelas o Martínez Montañés se apuntaron a esta corriente que desapareció en el XVIII en favor de las imágenes de santidad.

Una exposición exhibe sus mejores obras. 

CANAL SUR MEDIA 28 June 2022

Arte para difundir la Contrarreforma. El Museo de Bellas Artes de Sevilla presenta una colección de grandes obras que ilustraron el camino de la santidad a través del martirio con la que la Iglesia propagó la fe en los siglos XVI y XVII.

En el contexto de las arriesgadas evangelizaciones de la Conquista de América o de las violentas guerras de religión con el turco o con el protestantismo en Europa, a mitad del siglo XVI la Contrarreforma de la Iglesia Católica, para aleccionar a sus fieles, difundió la iconografía de la inmolación y el martirio.

En una sociedad analfabeta en la que los iconos cumplían la función de divulgación y propaganda, la élite de los artistas de los siglos XVI y XVII como Roelas, Martínez Montañés o el taller de José de Ribera fueron encargados de difundir la estética del martirilogio en imágenes a veces atroces.

Para descubrir luego que tanta crueldad visual no funcionaba y que era mejor abandonar espadas y calderos hirvientes y sublimar el triunfo de la santidad, como ya hace Zurbarán, embelleciéndola con sus galas, relajada y con la expresión de un gozo transido de esperanza.

El arte martirial, que los predicadores usaron desde el púlpito de los templos que cobijaron estas obras, infundió respeto por la santa inmolación. En el siglo XVIII desapareció. Hoy es un fecundo capítulo de la Historia del Arte.

ES NOTICIA