polémica
polémica

Moreno y Ribera se reunirán el jueves tras la última polémica sobre los regadíos

El presidente y la ministra hablaron este lunes sobre la modificación de la ley forestal que el ministerio teme que abra la puerta a regularizar regadíos en la corona norte.

Moreno cree que esa interpretación no es correcta y muestra voluntad de acuerdo.

CANAL SUR MEDIA 20 February 2024

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, le ha trasladado su "disponibilidad para corregir, para modificar, las modificaciones del decreto ley que pudieran afectar a la corona forestal de Doñana".

Así lo ha manifestado este martes Ribera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros tras hablar ayer por teléfono con el presidente andaluz sobre el Decreto-ley 3/2024 del 6 de febrero de simplificación administrativa que incluye una modificación de la Ley Forestal de Andalucía (Ley 2/1992 de 15 de junio) que permitiría cambiar la naturaleza de terrenos forestales por suelos agrícolas regables en el entorno del Parque Nacional de Doñana.

"Hay que ver despacio cómo se hace, porque jurídicamente tendremos que ver cuál es la mejor manera de encajar algo que ya ha aparecido publicado en el Diario Oficial de la Junta de Andalucía", ha señalado Ribera.

En este punto, la ministra ha criticado que "no es una señal muy correcta reducir presiones sobre un espacio natural como es Doñana y, simultáneamente, incrementar presiones por otro lado". "Espero que esto se resuelva cuanto antes. Probablemente requiera alguna disposición específica", ha agregado.

"Me consta que al presidente de la Junta de Andalucía el asunto de Doñana le preocupa, y confío en que se pueda resolver cuanto antes y podamos seguir adelante con las iniciativas que yo creo que son beneficiosas para los andaluces, pero hasta tanto no se resuelva, es difícil poder seguir", ha advertido.

Así, Ribera ha avanzado que tiene "pendiente" otra conversación con el presidente andaluz que, en principio, está programada para este jueves, "sobre otro aspecto particularmente sensible para los andaluces, como son los efectos con la sequía".

MORENO TIENE "PLENA VOLUNTAD DE ACUERDO"

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha confirmado que este jueves que mantendrá la reunión prevista con la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, para abordar el problema de la sequía, tras la conversación de este lunes al hilo de la polémica surgida sobre el artículo del decreto-ley de Simplificación Administrativa, aprobado por el Gobierno autonómico, que hace referencia a la Ley Forestal andaluza y el uso de suelos forestales y agrícolas.

"No pasa absolutamente nada; por parte de los representantes del ministerio, ha habido una interpretación de un decreto que tiene 500 hojas, que afecta a todas las consejerías y que es para el conjunto de Andalucía", ha señalado Moreno, apuntando que se ha interpretado por parte del equipo del ministerio "que había alguna causa que podría revertir la situación de los suelos" en el entorno del parque de Doñana.

Así se ha pronunciado Moreno este martes, en declaraciones a los periodistas en Madrid, con motivo de su asistencia a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, y al hilo de que Teresa Ribera anunciara ayer que lo llamaría para trasladarle su "preocupación" y "sorpresa" por que el hecho de que el cuarto decreto-ley de simplificación administrativa incluya una modificación de la Ley Forestal de Andalucía (Ley 2/1992, de 15 de junio) que permitiría "legalizar" a agricultores ilegales que ocupan terrenos forestales en el entorno de Parque Nacional de Doñana.

El presidente ha indicado que no está de acuerdo con esa interpretación, pero que, en cualquier caso, como tienen "plena voluntad de acuerdo con el Gobierno de España y el interés general prima por encima de cualquier otra cosa, no vamos a tardar ni diez minutos en ponernos de acuerdo para que no haya ningún problema ni con Doñana ni con acuerdos del agua".

"Desde el Gobierno andaluz no queremos guerras de ningún tipo, sino que queremos el interés general", ha indicado Juanma Moreno, quien ha recalcado la voluntad de su Gobierno de sentarse con el ministerio para que sus representantes aclaren "qué no les gusta" de ese artículo del decreto ley de Simplificación Administrativa y que se "modifique" para que se sientan "a gusto" con la interpretación del texto.

ESPADAS INSISTE EN QUE EL GOBIERNO PRETENDE COLAR LA AMPLIACIÓN DE REGADÍOS

El líder del PSOE-A y portavoz en el Senado, Juan Espadas, ha advertido este martes de que el decreto de simplificación del Gobierno de Moreno plantea una reforma 'low cost' del ordenamiento jurídico de Andalucía que intenta "colar" la ampliación de regadíos en el entorno de Doñana.

En rueda de prensa en el Senado, el dirigente socialista ha exigido explicaciones a Moreno, al considerar que es "muy grave" que un presidente de la Junta diga una cosa y "haga otra", y ha vuelto a insistir en que retire el decreto-ley que convalidará mañana el Parlamento de Andalucía.

El presidente Moreno ya ha confirmado que está dispuesto a sentarse con el Gobierno para modificar el artículo sobre suelos forestales del decreto de simplificación y ha confirmado que el jueves se celebrará en Sevilla la reunión prevista con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre sequía.

Espadas ha remarcado que Moreno ha puesto de manifiesto su "insolvencia" después de que en un primer momento "negara que había un problema, faltando el respeto a quienes denunciamos la situación, para después pedir disculpas al Gobierno de España por faltar al acuerdo sobre el plan de Doñana y decir que está dispuesto a modificar el texto".

En su opinión, el presidente andaluz tiene que retirar este cambio normativo presentado a modo de decreto "ómnibus", que plantea una reforma 'low cost' del ordenamiento jurídico de Andalucía, y ha remarcado que su partido no quiere un "coladero o puerta falsa" que genere problemas de protección de derechos a los andaluces y al medio ambiente.

El socialista ha esgrimido que bajo la "excusa de reducir" la burocracia, el decreto "elimina" controles preventivos e instrumentos para que la Administración pueda asegurar la seguridad jurídica y la compatibilidad de actividades económicas con la protección del medio ambiente, entre otros.
También ha rechazado que el Gobierno andaluz pretende convalidar este miércoles el decreto "sin justificar" la urgencia, con lo que cree que puede ser objeto de recurso ante el Tribunal Constitucional (TC), y ha exigido que sea tramitado como un proyecto de ley para llegar a un texto normativo consensuado o con un nivel de acuerdo mayor y con más garantías jurídicas.

ES NOTICIA