los reporteros
los reporteros

Las claves del 19J en Los Reporteros

Andalucía vota el 19 de junio.

En Los Reporteros analizamos el escenario en el que se celebrarán estas elecciones y cuáles son las opciones de gobierno.

CANAL SUR MEDIA 29 May 2022

La próxima semana, comienza la campaña para nuestras elecciones autonómicas del 19 de junio. Durante quince días, los andaluces podremos escuchar qué nos ofrecen los candidatos pero también comprobaremos cuáles son sus estrategias y qué mapa dibujan las encuestas. A nadie se le escapa que no solo se trata de quién gane los comicios sino de qué alianzas se establecerán para poder formar gobierno. Andalucía es la primera cita de un nuevo ciclo electoral. ¿Hasta qué punto nuestro voto tendrá su reflejo en la política nacional?.

La política es peso y contrapeso a la búsqueda de un equilibrio casi siempre variable. Pero la política son también sus escenarios, y hay muy pocos escenarios como este. Los Reporteros se sitúa en el Salón de Pleno del Parlamento andaluz, un soberbio edifico hoy en silencio pero igual de importante aun estando vacío, porque representa el punto de partida de las elecciones del 19 de junio. Un punto de partida que conocen. A un lado, la bancada del Partido Popular, que no ganó los comicios de 2018 pero que ha gobernado desde entonces en coalición con Ciudadanos y gracias al apoyo externo pero imprescindible de Vox. Justo enfrente, el PSOE, el partido que sí ganó aquellos comicios pero que no obtuvo el número de escaños suficiente para formar gobierno, ni siquiera sumando los votos de Adelante Andalucía, una circunstancia que puso fina 36 años de hegemonía socialista en nuestra comunidad. Este ha sido el terreno de juego hasta ahora, pero, ¿cómo será este mismo escenario dentro de 22 días? ¿Parecido, idéntico o completamente distinto? ¿qué alianzas se producirán bajo esta bóveda? En definitiva: ¿Quién gobernará y con qué apoyos, y quién o quienes no regresarán al Palacio de San Telmo?

Muy pronto, 109 diputados tendrán la ultima palabra sobre el futuro gobierno de Andalucía, los mismos 109 diputados que elegiremos el 19 de junio.

Son seis candidatos, dos aspiran a formar gobierno, y solo uno podrá hacerlo. ¿Pero, cuál de ellos? Paco Camas, director de investigación de IPSOS analiza desde hace semanas decenas de sondeos y su conclusión no deja demasiado espacio espacio a la incertidumbre. "El PP encabeza la intención directa de voto. El clima general es de continuidad porque la amplia mayoría de la sociedad andaluza no encuentra razones suficientes para que pedir un cambio. El propio Presidente de la Junta de Andalucía es el líder mejor evaluado. No hay dudas de quien va a ser el ganador de las elecciones, pero la duda es más qué tipo de victoria va a tener el PP por que lo que señalan la mayoría de los sondeos es que el PP no sería hoy por hoy autosuficiente para formar gobierno, es decir, que no lograría una mayoría absoluta"

Y ese es el principal dilema que presentan las elecciones. Las ganaría el PP, es probable, pero ¿por cuánto? Porque, a efectos prácticos, nos dice en Granada el politólogo Fernando Fernández Llebrez, no es lo mismo ganar como ganó Ayuso en Madrid, holgadamente, que hacerlo como lo hizo Mañueco en Castilla y León, con estrecheces.

El asunto es de calado, y preocupa en San Telmo. De hecho, Moreno Bonilla no descarta repetir las elecciones si no hubiera un resultado claro a su favor. De ahí que el célebre graffitti del camaleón en el barrio malagueño del Soho le sirva a la politóloga Giselle García Hípola como metáfora para explicar lo que el PP pretende: un gobierno monocolor, sin colorantes añadidos.

Sería un gobierno con Vox o sin Vox, pero muy difícilmente será un gobierno con Ciudadanos, o eso se deduce de los sondeos, porque todos sin excepción, anticipan un desplome del partido naranja. Si así fuera, El tándem Moreno-Marín, que ha personalizado en buena medida la acción de gobierno en los últimos años, puede que no vuelva a repetirse.

Al otro lado del tablero, el PSOE-A, el partido más votado hace cuatro años, afronta una circunstancia ciertamente incómoda y a la que no está del todo acostumbrado, porque al igual que sucediera en las elecciones de 1996 y 2012, tampoco esta vez parte como favorito.

El propósito del PSOE sería darle la vuelta a las encuestas como sucedió en 1996 o sumar más apoyos parlamentarios aun habiendo perdido, como ocurrió hace diez años. La clave está en determinar si la fragmentación de la izquierda a la izquierda del PSOE, y la creación de una nueva plataforma electoral en la que los candidatos de Podemos figuran como independientes, suma o resta.

Hasta aquí, los actores y sus circunstancias; a partir de aquí, las estrategias, ya sea para consolidar lo que dicen los sondeos o para revertir lo que vaticinan. Y un inmenso plató de Canal Sur, ahora deshabitado, jugará muy pronto, en plena campaña, un papel esencial porque acogerá los debates electorales de Canal Sur, la televisión pública de Andalucía. Una excelente oportunidad para que los candidatos a la presidencia de la Junta confronten programa y estilo, movilicen a su electorado y pongan a prueba su capacidad para atraer el voto indeciso. Así que lo que aquí ocurra podría ser decisivo.

Los seis candidatos quieren llegar a San Telmo. Y el tiempo apremia. La campaña electoral comenzará muy pronto, y aunque todo es relevante, la periodista Lourdes Lucio opina que el trabajo político previo es tan importante o más que el ultimo trayecto. "Las estrategias en el sprint final sirven, pero yo creo que las campañas se empiezan a diseñar al día siguiente de ganar o perder unas elecciones. Si tu ese trabajo previo no lo has hecho es muy difícil que en quince días, tu puedas convencer al electorado". Un objetivo que cada formación trata de alcanzar por distintos caminos.

"La campaña del PP es una campaña plana, en el sentido en el que cada día que pase sin que pase nada, le viene estupendamente", dice Lucio. Quizá por eso el PP evita el cuerpo a cuerpo con Vox. Ni siquiera nombra a la formación de Macarena Olona, pero tampoco la pierde de vista, por si acaso.

Fernando Fernández Llebrez, politólogo, cree que la hipótesis de que "la derecha radical sea capa de sorpasar a la derecha tradicional  no es una hipótesis descabellada y uno de los problemas que tiene el PP de cara a Vox es que el PP tiene que conseguir trasladar a un electorado que fue suyo volver a votar al PP. Precisa demostrar que el voto a Vox no es útil". Vox, según Giselle García Hípola, politóloga, va ha hacer "una campaña agresiva. No tiene nada que perder".

Paco Camas, director de Investigación IPSOS cree que el "lo que esta haciendo el PP es lo mismo que hizo Feijoo en Galicia, que es separarse de la marca, diluir la marca y centrarse sobre todo en el candidato. Como Feijóo era sinónimo de Galicia, Moreno intenta ser sinónimo de Andalucía y no tanto del PP. Eso es desplazar el eje ideológico hacia un eje mas tecnocrático, de gestión y esto ¿qué provoca? provoca que no solo absorbe la amplia mayoría del electorado de Ciudadanos sino que plantea un mal menor para votantes de centro izquierda".

Lo fundamental, por tanto, vuelve a estar donde casi siempre ha estado. En seducir a los votantes ubicados en ese espacio variable que de forma convencional llamamos el centro: también el PSOE aspira a recuperar el voto que un día emigró a Ciudadanos, pero no solo eso. Lourdes Lucio cree que "el PSOE lo fía todo a movilizar a los 400.000 votantes que se quedaron en su casa en 2018 y que cuatro meses después si votaron a Pedro Sánchez en las elecciones generales de abril y de noviembre. Pregunta, ¿lo va a conseguir?".

Giselle García Hípola considera que "hasta ahora el perfil que ha mantenido el PSOE y Juan Espadas es un perfil más bajo pero si intensifica la campaña, podría activar un voto que está un poco dormido en Andalucía. El problema que tiene la izquierda en Andalucía es la fragmentación y por lo tanto parece que esto va a establecer en el votante que no son opciones de gobierno. Eso al PSOE la puede venir bien porque se podría presentar como la única formación que al final puede llegar a formar gobierno"-

La segunda baza del candidato Juan Espadas, será apelar a la memoria, justo ahora que se cumplen cuarenta años de las primeras elecciones autonómicas. Y aun habría un tercer elemento: advertir de la peligrosidad que entraña la entrada de Vox en el gobierno.

Fernando Fernández Llebrez cree que, "mientras el PSOE no sea capaz de presentar un proyecto que ilusione el miedo no será suficiente".

Pase lo que pase, lo que ocurra el 19 de junio trascenderá las fronteras de nuestra comunidad autónoma. En política no hay compartimentos estancos. Mucho menos ahora que las elecciones andaluzas inauguran un nuevo ciclo electoral.

La periodista Esther Palomera no tiene dudas de los efectos que las elecciones andaluzas taerían consigo. De entrada, nos dice, porque suponen un plebiscito sobre Pedro Sánchez y la coalición de gobierno. "Sin ninguna duda, las anteriores elecciones andaluzas se produjeron sin que el gobierno de Pedro Sánchez tuviese acumulado un desgaste por la presidencia. Ahora el PSOE concurre a las elecciones en los que acumula un desgaste considerable".

El nuevo proyecto político que promueve la vicepresidenta Yolanda Díaz tampoco es ajeno a lo que suceda el 19 de junio. La accidentada gestación de una coalición de partidos de izquierda a la que Podemos llegó tarde es un anticipo de la complejidad del proceso.

Esther Palomera considera que "lo que ha pasado en Andalucía no es buen precedente de lo que quiere construir Yolanda Díaz. Yolanda Díaz pretende prescindir de los partidos, de los nombres, pero al final a las elecciones se presentan o agrupaciones de ciudadanos o partidos políticos, por lo tanto no va a tener mas remedio que negociar con los mismos que ha negociado en Andalucía, y desde luego podemos no se lo va a poner nada fácil, y Pablo Iglesias tampoco".

Naturalmente, la onda expansiva de los resultados electorales también alcanzaría al centro derecha hasta alterar incluso el actual equilibrio de fuerzas, nos comenta la periodista Paloma Cervilla. De alguna manera, Feijóo, Abascal y Arrimadas, también se examinan. "El efecto Feijoo se va a comprobar en Andalucía porque si hay un triunfo importante del PP en Andalucía puede tener un efecto contagio en toda España. Yo creo que lo mas importante es esa dimensión de la victoria de la derecha que dependerá mucho de lo que Vox suba o se estanque. Andalucía fue el principio de Vox. Andalucía puede ser la consolidación de Vox o el inicio de su caída. Yo creo que Ciudadanos esta ya prácticamente fuera de la política española, y yo creo que si se queda fuera del parlamento andaluz, Arrimadas yo creo que también tiene su fin".

Las elecciones están muy cerca, y aunque los sondeos siguen publicándose, en en realidad nada está escrito. Hasta el el 19 de junio, a eso de las diez de la noche, no sabremos lo que realmente qué ha ocurrido, quien gana y quien logra formar gobierno, que no siempre son lo mismo.

ES NOTICIA