Bienal de flamenco de Sevilla
Bienal de flamenco de Sevilla

Un exposición reivindica a Helios Gómez, el sevillano que que hizo del arte un banderín político

Gitano, artista, comunista y libertario, trepó hasta las vanguardias europeas, por las que se paseó haciendo básicamente una cosa: fundir su arte gráfico con la acción política.

CANAL SUR MEDIA 23 September 2022

Gitano, artista, comunista y libertario. Al cobijo de la Bienal de flamenco de Sevilla, una gran exposición recupera la figura del sevillano Helios Gómez, uno de los grandes vanguardistas españoles que hizo del arte un banderín político. Este hombre atractivo de mirada indescifrable, fue Helios Gómez, un raro gitano formado en el hervidero de los ateneos libertarios y los cafés flamencos sevillanos desde los que trepó hasta las vanguardias europeas de su tiempo, por las que se paseó haciendo básicamente una cosa: fundir su arte gráfico con la acción política.

Cuando en los años 20 o 30 del siglo pasado, con una Europa asomada a los fascismos, el movimiento obrero internacionalista depositó su esperanza revolucionaria en el poder de la imprenta, Helios Gómez practicó el puñetazo de su agit-prop emocional y directo convirtiendo una portada en una consigna gráfica. Otro rasgo lo define: su proclamación de que ser gitano, más que una adscripción étnica, era, como todo para él, una cuestión política.

Con una biografía tan volcánica que no cabe en esta pieza, durante la Guerra Civil Helios Gómez participó en asaltos o fue acusado de dar muerte a un capitán de su propio batallón comunista. Pero lo que celebra esta fascinante expo comisariada por Pedro G. Romero con cerca de 500 piezas, es a uno de los más excitantes vanguardistas españoles. Un visionario que en 1937 anticipó al óleo el gran exilio republicano del 39.

Pero también un tipo tan contradictorio que, tras convertir a Durruti en un icono, estando preso en la Modelo de Barcelona, mientras escucha por la radio a Machín, poco antes de morir pinta una capilla gitana al fresco. Inagotable Helios Gómez, ese sevillano que casi nadie conoce.

ES NOTICIA