LA FISCALÍA LO INVESTIGA
LA FISCALÍA LO INVESTIGA

500 Policías y Guardias Civiles echados de sus hoteles por la presión independentista

La presión vecinal ha obligado a  guardias civiles y policias nacionales alojados en Calella, Barcelona, a marcharse de los hoteles. Son agentes enviados a Cataluña como refuerzo para el 1 de octubre. La marea de hostilidad crece y se extiende a otras localidades catalanas. En las ultimas horas se han producido concentraciones multitudinarias ante comisarias de la policia nacional y cuarteles de la Guardia Civil para condenar la violencia de las cargas. El Ayuntamiento de Pineda (Barcelona) ha comunicado que los agentes alojados en dos hoteles se marcharán este martes. 

3 October 2017

La alcaldesa de Pineda de Mar ha dicho que los agentes no podrán pasar otra noche más en el municipio. Y no es la única autoridad que pide esta marcha... 

El propio president, Carles Puigdemont, ha pedido la retirada de las fuerzas de seguridad desplazadas a Cataluña por el 1 de octubre. Considera que no es necesaria su presencia y califica como represora esta situación policial. Para hoy hay convocada una huelga general en Cataluña como protesta a su actuación del domingo.

Situación

Con gritos de "Fuera" más de 500 guardias civiles han tenido que abandonar los hoteles que ocupaban en Calella, Barcelona, y diversas poblaciones de Girona. Han tenido que salir, incluso escoltados por los mossos d'escuadra.

Escraches también a la Policía Nacional en la jefatura de Barcelona. Al menos 600 estudiantes protestaban ayer tarde por la actuación policial del domingo. La vía Laietana tuvo que permanecer cortada durante varias horas.

Por su parte, el Ministro del Interior ha defendido la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Y en las últimas horas ha continuado la cascada de manifestaciones de los sindicatos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado denunciando la situación de los agentes en Cataluña.

Cataluña se enfrenta hoy a una jornada de huelga general convocada por organizaciones políticas, sociales y sindicales con el apoyo del Gobierno de la generalitat y de muchos ayuntamientos, que han anunciado que no descontarán el salario a los trabajadores que se sumen al paro. Una movilización con la que quieren protestar por las actuaciones policiales del domingo y que no está respaldada por los sindicatos a nivel estatal.

El gobierno catalán dice que los resultados del domingo refuerzan la declaración de la república democrática de cataluña, y piden una mediación internacional.

La situación en Cataluña estuvo ayer también presente en el Parlamento Europeo. Los eurodiputados del PP, PSOE y Ciudadanos coincidieron en que la crisis catalana es un asunto interno y que la Unión Europea debe mantenerse al margen.

Tensión entre policía y ciudadanos en diversos puntos de Girona y Barcelona

Agentes de la Policía Nacional han sido increpados en diversas poblaciones de las provincias de Girona y Barcelona por pequeños grupos de ciudadanos al grito de "fuera las fuerzas de ocupación".

En Pineda de Mar (Barcelona), unos 40 agentes han abandonado el hotel y se han dirigido a dos autobuses entre los insultos y abucheos de un centenar de vecinos, un grupo de los cuales ha llegado a hacer un cordón de seguridad para facilitar la salida de los policías, sin presencia de los Mossos d'Esquadra.

Este ha sido uno de los episodios ocurridos después de que también varios hoteles de Calella (Barcelona), entre ellos el Palmeras, el Catalonia y el Vila, hayan instado a los 500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil a que abandonen sus instalaciones tras la presión del ayuntamiento de la localidad, del PDeCAT.

Fuentes policiales han indicado a Efe que en el caso de la Policía Nacional son 250 los agentes antidisturbios que tendrán que buscarse otro alojamiento mientras permanezca el dispositivo desplegado en Cataluña.

Por otro lado, agentes de la Policía Nacional y un conductor que les increpaba por los sucesos del 1-O han protagonizado unos momentos de tensión en Girona, según han asegurado diversos testigos y ha confirmado una portavoz de este cuerpo de seguridad.

Los hechos han tenido lugar poco después de las 14:00 horas en la carretera que circula en dirección al Hospital Trueta de Girona, donde los agentes han visto como recibían pitidos de diversos vehículos que se encontraban muy cerca detrás de los furgones policiales.

Al ponerse uno de los turismos en paralelo a las furgonetas policiales y a una reducida distancia, ha sido interceptado y ha comenzado un rifirrafe entre las dos partes, entre algunos agentes y un conductor.

La portavoz de la Policía Nacional considera que los agentes han reaccionado "con proporcionalidad", ya que podían haber detenido al conductor por su actitud.

 

Ayuntamiento de Pineda (Barcelona) dice que los policías alojados en dos hoteles se marcharán este martes Concentraciones para reclamar la marcha de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado

La primera teniente de alcalde de Pineda de Mar, Carme Aragonès, ha anunciado este lunes a última hora de la noche que una cadena hotelera se ha comprometido a que el martes se vayan los agentes de la Policía Nacional que tienen alojados en dos establecimientos de la localidad.

"Mañana se irán todos los policías de Pineda", ha anunciado en medio de centenares de concentrados que reclaman la marcha de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tras la actuación policial durante el referéndum del 1-O.

Al anunciarlo, la multitud concentrada ante uno de esos hoteles --el Mont-Palau-- ha aplaudido la decisión con una cacerolada y también haciendo sonar pitos, y han seguido concentrados celebrando el anuncio de la concejal socialista.

CORDON DE MOSSOS

Los Mossos d'Esquadra han estado presentes durante la concentración (que seguía minutos antes de la 1 de la madrugada) y han formado un cordón a distancia de la puerta.

A las 00.35, un grupo de agentes del CNP --unos de paisano, otros con uniforme-- han estado unos minutos en la puerta del hotel alzando el puño y aplaudiendo en apoyo a los compañeros alojados. LA TENIENTE DE ALCALDE
En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, la teniente de alcalde Aragonès ha explicado: "Toda la tarde estamos negociando. Hemos venido aquí a última hora a decir que exigíamos que mañana se fueran".

Según ella, "se ha comprometido la cadena" a que se vayan, aunque ha añadido que esta empresa no ha querido concretar cuántos policías tienen alojados.

"Hemos quedado en que mañana marcharán de los dos hoteles, o sea que quedaremos vacíos de policía en Pineda", ha insistido.

NO SON LOS AGENTES DE CALELLA

La concejal ha matizado que estos agentes no son los guardias civiles que han salido este mismo lunes de Calella (Barcelona), donde también ha estado alojados hasta ahora.

Ha explicado que en Pineda no ha habido guardias civiles alojados, sino que siempre ha habido sólo miembros de la Policía Nacional.

El alcalde, el socialista Xavier Amor, ha afirmado a medianoche en su cuenta de Twitter que "a Pineda no han acudido nuevos guardias civiles ni policías, y los que hay marchan mañana".