La cal de Morón de la Frontera

La cal, con su tacto fresco y el olor a limpio, nace de las entrañas de la tierra, de las canteras como las de Morón, en Sevilla. Su camino desde el mundo subterráneo se cruzará con los elementos básicos que señala la mitología: aire, agua, tierra y fuego.