Uso de Cookies

Noche llena de sorpresas, en todos los sentidos, en "Yo Soy del Sur"

África recibió entre lágrimas la visita de su padre, Rubén la de sus amigos y, hasta María del Monte, la de la cantaora Alicia Gil. La apertura del sobre negro antes de la actuación final también fue sorpresiva y la de la expulsión, idem de lo mismo.

14/01/2019

El emblemático grupo Malandar era el encargado de abrir una gala en la que ya se volvía estrictamente al concurso; vamos que retornaban las tensiones y posibles expulsiones tras las galas navideñas. Malandar nos presentaba su último trabajo discográfico. Y es que después de cerca de veinte años de carrera artística, los gaditanos volvían por la puerta grande con "Que continúe el sueño".

Las actuaciones individuales las inauguró Ari con verde, cuya permanencia no peligró en toda la noche gracias al doble verde obtenido. En el lado opuesto estuvo Maribel, que fue 'castigada' con doble rojo aunque salvada, una vez más, por el público. Destacaron las sorpresas a nuestros concursantes, a África la sorprendió en plató su padre, al que está muy unido no solo por ser su hija más pequeña sino por la grave enfermedad que se le detectó a las 8 años; mientras que a Rubén lo sorprendieron sus amigos de toda la vida; y a Judit su marido,en plena actuación.

Aunque los concursantes no fueron los únicos agraciados de la noche. Nuestra presentadora recibió la grata visita de Alicia Gil, la cantaora le cantó a María y nos presentó sus nuevas sevillanas.

Luego llegó el momento de mayor tensión de cada gala. llegaba la hora de dirimir quién estaba en la zona de peligro. Maribel iba directa por su doble rojo y África, Fausto y Rubén, eran los designados por la audiencia. A Maribel, como ya hemos comentado, la salvó el público; África fue salva por el jurado gracias a su magnífica actuación; y Jairo, el favorito de la noche, salvó a Fausto.

Rubén se veía las caras en el Desafío Final con María, una desafiante llena fuerza y ganas de quedarse. Ambos se enfrentaban con la sevillana 'Manué' y con la seguridad de que el que perdiera se iba a la calle, ya que el sobre negro, a diferencia de otras ocasiones, se abrió con antelación y decía que el concursante que perdiera se iba a la calle. Y expulsado quedó Rubén, así que una noche agridulce para el cordobés que se despidió con la mejor de sus sonrisas.

La noche, como siempre, dio para más. Nos visitaron 13 parejas del grupo de baile del Centro de Mayores de Participación activa de Écija, grandes seguidores del programa. Y también nos acompañaron Pedro y Miriam, bailarines en altura que, al compás de sevillanas, bailaron suspendidos en un aro y una tela.

Una noche más despedimos a un gran concursante, Rubén, y damos la bienvenida a maría ¿Qué pasará en la próxima gala? Esperamos que no te decepcione.