Uso de Cookies

"Open Arms" desembarca en Lampedusa

La alegría de llegar a puerto tras 19 días de agonía en alta mar

La fiscalía italiana ordenó este martes la incautación temporal del barco humanitario español "Open Arms" y el desembarco en el puerto de Lampedusa (Italia) de los 83 migrantes que seguían a bordo

Se pone así fin a una lenta agonía que ha durado casi tres semanas

21/08/2019

Los 83 inmigrantes que aun quedaban a bordo del "Open Arms" desembarcaron la noche del martes en el puerto italiano de Lampedusa. El desenlace final de su singladura se debe a una decisión de la fiscalía italiana que ordenó la incautación de la nave y el desembarco inmediato de los rescatados. España podría acoger a parte de los migrantes aunque habrá que esperar a la decisión de las autoridades italianas.

Los abrazos, felicitaciones y agradecimientos ponían fin a lo que parecía una interminable agonía que ha durado casi tres semanas.

Minutos antes de la medianoche, el buque de rescate "Open Arms" llegaba al puerto italiano de Lampedusa. Allí, un grupo de activistas los recibió entre aplausos y gritos de bienvenida como muestra del encendido debate que sacude Italia con la inmigración.

El pasaje, migrantes rescatados en el mediterráneo por la ONG española, ha pasado por las identificaciones que marca el protocolo y una revisión médica en la que los especialistas han dictaminado que todos se encuentran bien. Ahora descansan en diferentes centros de acogida.

El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, ha ordenado la incautación del barco e investiga la existencia de un posible delito al amparo del artículo 328 del código penal italiano que castiga a los funcionarios públicos que hayan podido incumplir su deber después de que un tribunal italiano tumbara la orden de Salvini de impedir la entrada del buque en sus aguas territoriales.

El buque de la armada española "Audaz", que partió el martes del puerto de Rota para colaborar, sigue su rumbo hacia aguas italianas a la espera de conocer si se activa el reparto de migrantes. España y otros cinco países europeos se comprometieron a acoger a los ocupantes del barco.

ES NOTICIA