Uso de Cookies

sevilla

Sacar una copia de las llaves desde una foto del móvil

Unos empresarios sevillanos han inventado un sistema que permite hacer copias de llaves sin tenerlas físicamente.

Basta con hacerles una fotografías con el móvil.

26 January 2020

La empresa MyKeys, que ha recibido del Gobierno 250.000 euros a fondo perdido para desarrollar el proyecto, surgió hace dos años después de que uno de los socios de la empresa perdiera de forma reiterada las llaves y sufriera la necesidad de llamar a un cerrajero, cambiar la cerradura y perder tiempo y dinero.

Uno de los cinco socios, el ingeniero informático e industrial Eduardo Murillo, ha explicado que ante esa pérdida constante de llaves, se les ocurrió alquilar una máquina de impresión en tres dimensiones, con la que lograron hacer duplicados tras enviar los datos a la impresora a través de fotografías tomadas en sus móviles.

Pero el material era poco consistente, por lo que empezaron a investigar cómo hacer unas llaves metálicas que pudieran sustituir a las originales, una indagación pionera en Europa que concluyó con una aplicación para móviles que ya han instalado un centenar de cerrajeros y con la cual pueden hacer copias tras las fotos tomadas previamente con el móvil.

Las investigaciones se atascaban por la falta de dinero y de tiempo libre de los socios, aunque el año pasado lograron dos hitos: el respaldo de la Junta de Andalucía y de Telefónica para usar las instalaciones del Cubo en el Parque Tecnológico la Cartuja de Sevilla, donde se desarrollan empresas tecnológicas, y lo más importante, la financiación a fondo perdido del 70 % del plan de negocio a dos años.

Con esos 250.000 euros públicos, la máxima financiación posible del programa para empresas innovadoras del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), cuatro de los cinco socios pueden dedicarse en cuerpo y alma al desarrollo del proyecto así como seguir investigando para conseguir un sistema que les permita hacer las copias de las llaves durante 24 horas y sin la limitación horaria que tienen los cerrajeros.

Además de la ayuda financiera, el respaldo del organismo estatal les supone la acreditación como empresa de I¿D¿i, resaltan Murillo y el ingeniero informático Javier Valdés.

La "magia" que emplean es simple: se le hace una foto a la llave por las dos caras sobre un fondo blanco y con un euro como garantía que la imagen no procede de un "descuidero", se sube la captura a la cuenta de la aplicación creada por el usuario en la aplicación y se envía al cerrajero cuando se necesita una copia, explica Valdés.

Entre las ventajas de este "llavero digital", que también definen como "el seguro de las llaves", se incluye que cada duplicado es siempre del original, lo que aumenta la precisión en la identificación del perfil y evita los problemas de eficacia que ocasionan las copias de las copias, añaden los promotores de la idea, que la han presentado esta semana en FITUR.

Cuando exponen el novedoso sistema, siempre surge el temor de los usuarios a la confidencialidad y la seguridad, y para superarlo, explican que han creado un procedimiento "agnóstico" que impide a la empresa conocer la información del usuario, su nombre y su dirección porque solo se necesita un correo electrónico y una contraseña.

Además, subrayan que toda la información de la aplicación se guarda "con cifrado de alto nivel" y está "deslocalizada" y en la nube: la del usuario está en un país y las de las llaves en otra, tranquilizan los socios.

El objetivo de MyKeys es, además de atender a ciudadanos aislados, trabajar con aseguradoras, el sector industrial, administradores de fincas y los apartamentos turísticos, donde afirman que supone un gran problema la pérdida de llaves por parte de los clientes, lo que obliga a cambiar cerraduras y ampliar costes.

Otra posibilidad que apuntan es enviar las llaves del apartamento que han alquilado los clientes a sus países de origen si tienen previsto llegar a su destino de madrugada o a una hora intempestiva, lo que supone pagar un dinero extra a la persona que les espera, explican los socios.

ES NOTICIA