Uso de Cookies

LA VOZ DE VIGORRA

El acto racista del autobús de Madrid

JESUS VIGORRA 7 November 2019

En el despertar de este jueves (aunque sea una hora temprana) supongo que muchos de los oyentes ya sabrán de un vídeo que circula por redes en el que se ve a un energúmeno gritarle a una viajera, supuestamente inmigrante, que se vaya a su país porque no le cede el asiento en el autobús de la línea 77 de Madrid.

El comportamiento del tipo es indignante, vergonzante y vomitivo, aunque todo eso y mucho más me provoca el silencio cobarde de los pasajeros que no dicen ni mú ante tal agresión racista y machista. Ahora bien, antes que rasgarse las vestiduras por lo uno y por lo otro; antes que pedir venganza los unos y decencia los otros, antes que darle a la repetición sin fin que, hipócritamente, reproducen lo que critican para conquistar audiencia; lo primero, inmediato y urgente, es que la Empresa municipal de autobuses aclare esto y dé explicaciones. Tal como hoy se manipulan las imágenes y los vídeos de impacto en Internet, los exhibicionistas, los tontos y los provocadores que juegan a ello, es preciso confirmar ese material. Dar con la víctima y cazar al bravucón que con una mujer se atreve, y aclarar lo que pasó en el autobús de la línea 77 de Madrid.

Hacer proclamas de honor y valentía desde nuestra zona de confort o desde los platós de televisión no sirve para nada más que para dar carnaza a los descerebrados. Esa fuerza justiciera quisiera verla cuando delante de nuestros ojos -Dios no lo quiera- ocurra una situación semejante a la del maldito viaje de marras. Confirmación ya porque queremos saber si eso es como nos lo están vendiendo. Porque queremos saber si este es un país racista o un país de cobardes. Y más miedo me da lo segundo que lo primero. Si la vida tiene algún sentido es para jugársela cuando llega el momento.

ES NOTICIA