Uso de Cookies

programa de gobierno

Derogación de la reforma laboral del PP y prohibición de las amnistías fiscales

Ha prometido un ingreso mínimo vital que comenzará con un aumento de la prestación por hijo a cargo.

Se extenderá posteriormente a todas las familias vulnerables o con ingresos bajos.

4 January 2020

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en que derogará la reforma laboral aprobada por el PP y subirá el salario mínimo hasta alcanzar el 60 % del salario medio a final de la legislatura, al tiempo que ha prometido prohibir por ley las amnistías fiscales.

Durante el discurso de Sánchez en el primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso, el líder socialista ha garantizado también que las pensiones se revalorizarán con el IPC por ley y que se reformará la pensión de viudedad en el caso de las parejas sin vinculo matrimonial.

Ha apoyado un plan para la formación profesional con el fin de que haya 200.000 nuevas plazas en 2025.

En este sentido, ha señalado que se impulsarán fórmulas flexibles con la participación de las empresas, agentes sociales y de las universidades y ha avanzado que se actualizarán 80 nuevas titulaciones para adaptarlas a la economía digital de cada sector productivo.

Sánchez ha hecho hincapié en la necesidad de un crecimiento económico sostenible con un empleo digno y estable y ha reiterado que "cree firmemente en el diálogo social y que se reconstruirán los consensos rotos" y "se derogará la reforma laboral de 2012".

"Hay consensos sobre cuestiones que hay que derogar en la reforma laboral que llevamos mucho tiempo arrastrando", ha dicho, al tiempo que también se crea un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI que refuerce la causalidad del despido y no facilite los despidos por absentismo laboral.

El líder del PSOE ha anunciado que planteará a todos los partidos un nuevo Pacto de Toledo que garantice la revalorización de las pensiones según el IPC real por ley y que aumente las pensiones mínimas y no contributivas.

Ha prometido un ingreso mínimo vital que comenzará con un aumento de la prestación por hijo a cargo y que se extenderá posteriormente a todas las familias vulnerables o con ingresos bajos.

En materia de fraude laboral, Sánchez ha avanzado que habrá una "lucha sin cuartel" para que "nadie eluda sus obligaciones fiscales".

Ha aludido a una nueva ley de medidas de prevención contra el fraude fiscal y a una estrategia nacional que incluya actualizar los medios efectivos, la lista de paraísos fiscales, y la prohibición por ley de las amnistías fiscales.

Revisar el contrato de interinidad en el empleo público para evitar su uso abusivo y continuar con el plan de equiparación salarial de la Policía y de la Guardia Civil, son otras de las medidas económicas que ha planteado, después de incidir en que se subirá el IRPF a las rentas de más de 130.000 euros anuales sin aumentar la presión fiscal a las rentas medias.

No obstante, el candidato socialista ha señalado que el nuevo Gobierno de coalición será beligerante con el control del gasto para ser eficiente.

Fomentar la innovación, la industria y hacer de España una "nación emprendedora" son otros de los objetivos que ha indicado al señalar que los derechos de los autónomos se equipararán gradualmente con los de los trabajadores del régimen general.

El líder socialista ha apoyado un plan de rehabilitación de vivienda y ha abogado por implantar un índice de precios para frenar el alquiler abusivo en determinadas zonas de las ciudades, así como modificar el papel del denominado banco malo, la Sareb, para que tenga un papel más activo en el alquiler de vivienda social.

ES NOTICIA