Uso de Cookies

publicidad
Puente de la Constitución de 1812

Así se controla la seguridad del segundo puente atirantado más grande del mundo, el puente de Cádiz

Una serie de datos técnicos que permiten que el puente esté siempre controlado en todos sus movimientos y en todas sus situaciones. Se vigilan sus 176 tirantes, o el efecto que puedan provocar el viento y la humedad.

21 August 2018

A una semana del derrumbe del puente Monardi, en Génova, Italia; uno se pregunta: ¿Cómo se controla la seguridad en el segundo puente atirantado más grande del mundo? Hablamos del Puente de la Constitución de 1812, en Cádiz.

Un equipo de ingenieros lo vigila durante todo el año. Se reciben un millón de datos de todos los dispositivos que se encuentran introducidos en el puente. Sus más 200.000 metros cuadrados son supervisados al milímetro.

Una serie de datos técnicos que permiten que el puente esté siempre controlado en todos sus movimientos y en todas sus situaciones. Se vigilan sus 176 tirantes, o el efecto que puedan provocar el viento y la humedad.

De todo ello se encarga el Centro de Control que como si de un médico se tratara ausculta cada latido del puente.

A lo largo de sus cinco kilómetros hay ascensores y montacargas, cámaras de seguridad, o incluso carros de inspección que se desplazan bajo el tablero de tramo atirantado, como ocurrió cuando tuvo que pasar la plataforma petrolífera construida en Navantia.

Con todo este entramado, como no sentirse seguro cuando se conduce por "La Pepa", de día y noche, los 365 días del año.

ES NOTICIA