Uso de Cookies

V Centenario

La Nao Victoria y la fragata Victoria, juntas en Sanlúcar para celebrar la primera vuelta al mundo

Sanlúcar de Barrameda festeja el V centenario de la salida de la expedición que dio la primera vuelta al mundo. 

La fragata Victoria, de la Armada española, ha rendido homenaje a la réplica de la nao del mismo nombre que protagonizó la circunnavegación.

20 September 2019

Día Grande en Sanlúcar de Barrameda. En esta ciudad gaditana han comenzado una serie de actos con motivo de la conmemoración del V centenario de la vuelta al mundo que protagonizaron el portugués Fernando de Magallanes y el vasco Juan Sebastián Elcano, en un viaje que financió Castilla.

Justo 500 años después (partieron de Sanlucar el 20 de septiembre de 1519)  la Armada española ha rendido homenaje a la dotación de los buques que hicieron la primera circunnavegación. Ha habido un encuentro en la mar entre la fragata Victoria y la réplica de la Nao del mismo nombre que completó la primera vuelta al mundo.  En un ambiente festivo, se han organizado múltiples actividades, con talleres y hasta una recreación de un mercado de esa época de la hazaña, el siglo XVI. 

Otro de los eventos de esta importante efeméride lo protagoniza un velero que emprende también el viaje de Magallanes y Elcano. Se trata de un barco moderno llamado el Pros, que pretende emular a la Nao Victoria y repetir todo aquel viaje.

El viaje original de Magallanes y Elcano se considera como una de las aventuras más importantes de la historia que permitió conocer la dimensión esférica de la Tierra. Fue una travesía terriblemente dura. La primera tarea, que no resultó nada fácil, fue convencer al rey Carlos V en un momento político complicado para que financiara todo el dispositivo.

Una vez convencido al rey de realizar una ruta alternativa a la portuguesa, se necesitaba millones de maravedíes para costear la expedición. Sevilla y su Casa de Contratación fueron clave. En su puerto se hacen los preparativos. El objetivo era conseguir especias como el azafrán, la canela y el clavo, más valiosas entonces que el oro.

La Nao Victoria fue el epicentro de esta aventura y la única nave que sobrevivió. Llegó casi tres años después, en 1522. De los 239 marineros que salieron en cinco barcos solo regresaron 19, entre ellos Juan Sebastián Elcano. 

ES NOTICIA