Uso de Cookies

LOS REPORTEROS

Vivir en compás de espera

13.000 personas tiene en España una alerta de búsqueda en activo, unas 8.500 en Andalucía

El 50% de los desaparecidos son menores no acompañados

Córdoba es la única provincia con unidad canina para búsquedas

Los familiares piden un estatuto de las personas desaparecidas

En las primeras 24 o 48 horas se resuelve el 98% de los casos de desaparecidos

15 February 2020

Días que se hacen eternos para los familiares de las 13.000 personas cuya alerta de búsqueda está en activo en España, unas 8.500 en Andalucía. Más de la mitad, menores. De ellos, el 50%, menores no acompañados. Los fríos datos que llevan cuantificándose desde el año 2010 y que dejan vidas rotas a la espera, siempre, de noticias.

Los Reporteros ha hablado con los familiares de tres desparecidos en Andalucía en los últimos años: María Teresa Fernández desapareció hace 20 años cuando tenía 18 en Motril, Granada; Paco Molina, desaparecido en julio de 2015 en Córdoba, tenía 16 años y Francisco, de 79 años, en Montilla, Córdoba, despareció el pasado mes de diciembre pero ha sido encontrado con vida.

LAS PRIMERAS HORAS TRAS LA DESAPARICIÓN SON PRIMORDIALES

El inspector jefe grupo desaparecidos Policía Nacional Pedro Herranz asegura que “las primeras horas de actuación son primordiales. Es decir, desde el minuto uno empezamos a trabajar. Aquello que se hablaba antes de 24-48 horas para formular la denuncia eso ya es un mito. Ya lo hemos interiorizado los cuerpos y fuerzas de seguridad para que eso se evite”

Un cambio crucial reflejado en el nuevo protocolo de búsqueda de personas desaparecidas puesto en marcha hace pocos meses. De haber existido, habría permitido tener las imágenes de las cámaras de seguridad de la estación de autobuses de Córdoba donde algunos, dicen, vieron por última vez al joven Paco Molina, cogiendo una autobús hacia Madrid. Fue el dos de julio de 2015. Tenía 16 años.

Son casi cinco años sin Paco, cinco años de una búsqueda sin tregua para sus padres, Rosa e Isidro. El caso se archivó pero el pasado mayo, la jueza decidió reabrirlo porque hay una nueva línea de investigación.

Pedro Herranz dice que “nunca dejamos de investigar. ¿Qué ocurre? Que las investigaciones de larga duración hay momentos en los que no tenemos más información, no tenemos más vías por donde tirar. El asunto no se desactiva nunca, no se guarda. El asunto va a estar siempre encima de la mesa”.

La madre de María Teresa Fernández, Teresa Martín, desparecida hace 20 años en Motril, Granada, cuenta a Los Reporteros, que grabó en vídeo en Nochevieja y lo lanzó a través de las redes sociales con al esperanza de obtener alguna respuesta, pero todo, por el momento, ha sido en balde.

LOS PERROS DE RASTREO SON MUY ÚTILES

En Montilla, protección civil, comienza a actuar sobre la zona de búsqueda de Francisco. El papel de la unidad canina es decisivo. Es la única en la provincia de Córdoba y ha costado tenerla.

La jefa de la Agrupación de Protección Civil de Montilla, Córdoba, asegura que “el perro de rastro es muy útil porque él va a ir marcándote una zona, para dónde ha ido esa persona. Entonces, no es lo mismo buscar en todo el municipio que buscar en una zona concreta. Con el perro de grandes áreas tú puedes batir un área enorme que andando tardarías mucho y con un perro a lo mejor en 20 minutos o media hora descartas zonas enormes y sabes que allí no hay nadie”.

José Raafael Rich, coordinador del laboratorio jurídico de la Fundación, dice que “la tipología de persona desaparecida la que más está creciendo es la de menores y después también la de mayores. Es decir, el fenómeno de las demencias, el fenómenos del Alzheimer, que hace unas décadas no era algo que estaba muy estudiado, en este tiempo ha venido a aumentar el número de personas desaparecidas”.

Para todas ellas, sus familias piden que no existan limbos jurídicos, vacíos legales que pongan aún más dificultades a este agónico tiempo de espera. Un estatuto de la persona desaparecida.

Rich dice que “hay casos muy sangrantes de madres que tienen que seguir pagando la hipoteca del piso de su hijo desaparecido. Sin los medios que tiene su hijo pero que no puede siquiera administrar esos bienes para mantener ese patrimonio”.

Entre las primeras 24 y 48 horas, nos recuerda la policía, se resuelven el 98% de casos de desaparecidos. El otro dos, tres por ciento supone muy poco para la estadística pero representa a miles de familias que arrastran mucho sufrimiento. Ellas también quieren un final feliz para sus desaparecidos. Un final que, al menos, que les deje, por fin, descansar.

ES NOTICIA