Uso de Cookies

África sale victoriosa en una gala marcada por el enfrentamiento entre concursantes y jurado

Montse y Adrián caen ante la joven gaditana que ya es concursante de "Yo Soy del Sur". La noche tuvo de todo, desde encaramiento de los concursantes a jurado, hasta lágrimas y emoción de más de uno por la sorpresas recibidas.

El grupo Menta y Romero era el encargado de iniciar una gala a la que los concursantes llegaban 'con la escopeta cargada'. Había cosas que no terminaban de entender en las valoraciones del jurado, ya lo hablaron al terminar la pasada gala y parece que utilizaron los últimos siete días para poner en común las quejas con un claro objetivo: hacer pública su disconformidad y malestar.

Antes del que sería todo un sonado 'encaramiento', los concursantes empezaron cantando en dueto, y los verdes comenzaron a salir uno tras otro. Adrián y Jairo fueron los únicos que se llevaron un rojo en esta fase, cantaron unas sevillanas de Brumas, 'Añoranza rociera' que, según el jurado, tuvo problemas de letra y afinación.

Luego, llegaban las actuaciones individuales y también las sorpresas a uno y otro concursante. Rubén recibió la visita de su gran admirado Paco Montalvo, considerado uno de los cuatro mejores violinistas a nivel mundial y el creador del violín flamenco como voz principal. Fausto estuvo acompañado en su actuación por bailaoras de la Fundación Fakali, quienes contaron la labor que realizan a favor de la inserción social de las mujeres gitanas. Jaime fue sorprendido por su abuelo en escena, al igual que Jairo por su novia.

Y justo, en mitad de la tanda de interpretaciones individuales, María del Monte invitó a los concursantes a que hicieran público y ante el jurado,el malestar que tenían por las valoraciones. ¿Te lo contamos? No, mejor lo ves tu y opinas por ti mismo. Aquí te dejamos la secuencia al completo.

Después de reproches, salidas y entradas en plató, cabreo y bronca de un miembro del jurado... salió a escena Ari. Y entre la tensión y la sorpresa, la pobre terminó con verde pero llorando a moco tendido.

Rubén, Fausto, Jairo y Adrián terminaban en la zona de peligro tras las reglamentarias actuaciones de la noche. Al primero lo salvó el jurado, Jairo fue salvado por el público y Fausto por la, una vez más favorita de la semana: Maribel.

Adrián era el que debía enfrentarse a una África, que venía con mucha fuerza y emoción de la localidad gaditana de San José del Valle. Primero se cargó a Montse, la desafiante que la semana anterior no pudo con Rubén. Luego llegó el turno frente a Adrián. Cantaron una sevillanas de Aires del Camino, 'Las noches a solas'. Y la gaditana también acabó con Adrián. Ahora todo estaba en manos del sobre negro, las caras de sus compañeros eran todo un poema, al final, salió lo que todos querían y la semana que viene Adrián tendrá una nueva oportunidad.

En fin, gala movidita, llena de sorpresas, tensiones y emociones. ¿Se puede pedir más?