Uso de Cookies

La nueva serie de ficción andaluza "Entreolivos", que se estrena este lunes en Canal Sur Televisión, te enganchará

Se trata de una serie de pasiones, intriga y ambiciones por la lucha de la tierra, el pasado y la dignidad. Una historia andaluza más allá del océano. 

"Entreolivos" es una serie dramática con contenido de suspense y policiaco. Se cuenta la historia de la familia Peña, que está dividida por el pasado. El espectro de Fernando Peña mantiene en conflicto a sus dos hijas: Rafaela y Mónica.

Rafaela es una empresaria y terrateniente andaluza propietaria de la Hacienda La Herradura y accionista principal de Entre Olivos S.A. Ubicadas, ambas, en el pueblo de ficción de Azariche. La actividad fundamental es la exportación internacional de aceite a través de la multinacional Spanish Olive Oil, afincada en Cancún (Méjico).

La hermana de Rafaela, Mónica, intentó hace unos años, viajando a Méjico, hacerse con el control de la empresa mejicana, pero los accionistas mayoritarios (Mario Fuentes y su mujer Estela) la frenaron en seco y al no recibir el apoyo de su hermana fracasó en su objetivo.

Mónica, desde ese fracaso, decidió fundar su propia empresa ‘Al Andalus Clothes for Women’, dedicada al mundo de la moda. Esta empresa ha tenido bastante éxito en Cancún. Sin embargo, Mónica tiene otro conflicto. Y es que tuvo que dejar a su hija Sofía en el pueblo de Azariche y bajo el cuidado de su hermana Rafaela.

La tía, Rafaela, y la sobrina, Sofía, tienen una relación bastante positiva. Sofía es estudiante de arquitectura pero siempre ha sentido la llamada del mundo de la moda, tanto por su madre como por la socia de la misma, la diseñadora de gran prestigio Macarena Romero. Sofía es el producto del matrimonio anterior entre Mónica y un roquero mejicano, Vic Bennet. Actualmente, está teniendo una relación con Rogelio Cid, cuya familia es foco de la prensa rosa, y que tiene fama de mujeriego.

Rafaela, además, tiene varios conflictos más (no sólo la mala relación con su hermana). Ella padece cáncer y lo intenta ocultar a todos sus seres cercanos. Ella siempre ha vivido bajo la sombra del abandono de su padre, Fernando Peña.

La familia Peña siempre ha estado ligada a la atención de la prensa rosa y Antonio Camino, que ya se lucró con una exclusiva sobre esta familia, persigue sin parar a Rafaela porque aún piensa que hay donde sacar más dinero para sus beneficios y le hace la vida imposible. Tanto es, que hace público la enfermedad de Rafaela.

La empresaria andaluza, Rafaela, mantiene una relación secreta con Rodrigo, el mozo de cuadra.

Otros personajes

Matilde es la ama de llaves que se ha encargado de cuidar a la familia Peña desde la muerte de Don Fernando. Es la confidente de Rafaela, conoce todos sus secretos y es sufridora de las rencillas entre las hermanas.

Mario Fuentes, accionista mayoritario, de Spanish Olive Oil está casado a gananciales con Estela Morales. Mario está endeudado hasta tal punto con bancos y mafiosos, por una serie de inversiones inmobiliarias fallidas, que ahoga sus problemas en alcohol ocultando todo.

El padre fallecido de la familia Peña, Don Fernando, hizo una fortuna en Méjico trabajando para una señora, que al fallecer, le dejó su herencia. Con ese dinero vuelve a España y le compra la finca de la Herradura a Fernando Núñez (padre), que posteriormente se suicida. Por eso la finca pertenece a la Familia Peña.

Fernando Núñez vive bajo la sombra del suicidio de su padre y de su infancia en la finca de la Herradura. Es un terrateniente con menos tierras que Doña Rafaela y vive en una finca menos conocida como Los Majuelos. Y eso creo un conflicto claro.

Lucas, policía local del pueblo, también tiene una papeleta importante porque tiene que resolver una cantidad de sucesos relevantes, muchos de ellos relacionados con los conflictos que suceden entre las familias.

En definitiva, es una serie de pasiones, intriga y ambiciones por la lucha de la tierra, el pasado y la dignidad. Una historia andaluza más allá del océano.