Uso de Cookies

75 minutos | Aquí se investiga

Más de 1.600 trabajadores, entre investigadores, técnicos, personal laboral y funcionarios, integran los 23 centros que tiene en Andalucía el CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ¿Qué hacen estos investigadores? Pues, un poco de todo. Con ellos, hemos descubierto que La Axarquía es la mayor productora de aguacates de toda Europa; que un bollo industrial contiene más de una cucharada sopera de aceite de palma; que Bill Gates financia un proyecto en Andalucía para combatir la mosca blanca de la yuca o que la gula es un invento de ellos mismos, del  CSIC. Por todo esto y mucho más, está claro que “Aquí se investiga”. Este martes, 16 de mayo a partir de las 22:15 horas.

13/05/2017

Una de las mayores revoluciones que se han dado en el campo de la provincia de Huelva ha sido sin duda el cultivo de la fresa. Uno de los mayores logros de la zona de La Axarquía malagueña ha sido convertirse, partiendo de la nada, en la mayor productora de aguacates de toda Europa. Y de chirimoyas. Estos tres avances socio económicos han salido íntegramente de la investigación que, durante décadas, se ha hecho en la Finca Experimental La Mayora, uno de los centros que el CSIC tiene en Algarrobo, en Málaga. 50 hectáreas de un auténtico laboratorio al aire libre, donde se investigan todo tipo de frutales para ver si se pueden dar en nuestro entorno.

En uno de los laboratorios de esta finca, rodeado de congeladores, muestras y cultivos, está Jesús Navas. Es de Jaén. Dirige, entre otros, un proyecto internacional en el que participan diez países para luchar contra la mosca blanca de la yuca. De esta planta depende la alimentación de 800 millones de personas. El proyecto está financiado nada más y nada menos que por la Fundación Bill y Melinda Gates. Sí, los de Microsoft. 

Viajamos a Granada para sorprendernos por la variedad de estudios que los investigadores del CSIC desarrollan en la provincia. Por un lado, visitamos el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Estudiar el espacio, buscar nuevas estrellas o descubrir si existe vida o no lejos de la Tierra son sólo algunos de los objetivos de este centro, convertido en referente mundial. Muchos de los instrumentos que en él se crean ya están en Marte, en Júpiter o en la Luna. “Mercurio y el Sol tendrán próximamente un trocito de Granada también”, nos cuenta Olga, una de las investigadoras del Instituto.

Son muchas las áreas de interés del CSIC en Andalucía. En Huelva, nos encontramos con un equipo que estudia la fauna. Levantar el vuelo y observar las aves desde arriba era el sueño de los investigadores que estudian en Doñana la población de flamencos y siguen cada paso de las diferentes águilas que sobrevuelan el Parque. Ahora el sueño es una realidad gracias a dos drones que se han sumado al equipo y con los que ya trabajan.

En el corazón de la Universidad Pablo Olavide, encontramos el Instituto de la Grasa, dependiente del CSIC. El objetivo de este centro, construido en 1947, es desarrollar alimentos con calidad, saludables y seguros. Entre sus mayores preocupaciones, se encuentra el abuso del aceite de palma en la bollería industrial, utilizado por la mayoría de las empresas del sector porque es unas seis veces más barato que el de oliva. Los científicos que trabajan en estas instalaciones combinan su labor de campo tanto en invernaderos como en laboratorios. 

Si algo nos queda claro con este programa es que para investigar hay que perseverar y mojarse. Y eso lo saben bien en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía en Puerto Real. Con ellos, nos embarcamos para recoger muestras de fango, agua y especies marinas en el río San Pedro, que luego analizarán en los laboratorios.

ES NOTICIA