Uso de Cookies

LA VOZ DE VIGORRA

La censura detrás del Carnaval

JESUS VIGORRA 18 February 2020

Aprovechando que mañana será miércoles de ceniza, comienza la cuaresma y estamos en vísperas del carnaval, quiero hablar de estas fiestas de la desvergüenza y el atrevimiento que no necesitan máscaras. Como ahora ocurre en China, dentro de unos años, estará prohibido salir a la calle sin mascarilla todo el año y lo revolucionario será desafiar al sistema sin máscara. Así es que fuera caretas.

Aprovechando también el cisco que se ha montado con la irreverente chirigota del Cascana "Aquí estamos de paso", al que quieren lapidar en la plaza de San Antonio por atizarle a los capillitas, los ayuntamientos españoles deberían adoptar una actitud coherente y definitiva ante los carnavales: No patrocinarlos, dejarse de fiestecitas municipales, y dejar a los carnavaleros ejercer su libre voluntad. El carnaval, en público o en privado, no es más que desorden y transgresión; desfiles, bailes, concursos, pasacalles y otros cachondeos. Organizados por las autoridades, difícilmente podrán ser transgresores y brear al poder establecido, el que sea. Quizá los ayuntamientos carnavaleros (y cuál no lo es hoy día) por tradición buscan, mucho más que la diversión de los ciudadanos, ya su reelección, ya sus propios beneficios económicos.

Contra la lógica, que es justo lo contrario de una fiesta libre y gamberra, a medida que el carnaval se acerca caen ciertas caretas, y vemos las caras despistadas de quienes han mirado para otro lado ante el furioso ataque a la chirigota del Cascana. Raúl del Pozo, hablando sobre este particular, decía que si Napoleón no entró en Cádiz no van a permitir ahora que entre la censura en su territorio. ¡Ojalá! Pero ya veremos si a los chirigoteros de "Aquí estamos de paso" los dejan salir de las trabajaderas y no los aplastan debajo; de momento de las respectivas Hermandades en las que salen de costaleros ya los han largado. Esto sí es Carnaval...

ES NOTICIA