Uso de Cookies

elecciones partlamento de andalucía

Vox: La extrema derecha ha llegado

Es la primera vez que un partido de extrema derecha entra en la cámara andaluza

Su presidente, Santiago Abascal, fue militante del PP hasta 2013 y también diputado en el Parlamento Vasco.

Con un discurso cercano al  del Frente Nacional francés, cuya lider ya los ha felicitado,  o la Liga Norte en Italia, Vox no había conseguido la misma relevancia en España, ni en el espacio ni en el tiempo. Los de extrema derecha suelen ser partidos que se aprovechan de la crisis económica, y en cambio Vox ha necesitado de una inestabilidad política notoria para asomar. Fundado en 2013, Vox ha ido ganando presencia en los últimos tiempos, pero más allá de sus caras visibles, conviene saber quiénes están detrás de la formación: entre sus caras más conocidas se encuentran, además de Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara, Fernando Sánchez Dragó, Morante de la Puebla o el humorista Arévalo.

Su número uno en las elecciones al Parlamento de Andalucía es Francisco Serrano, juez conocido por sus polémicas decisiones en materia de violencia de género o custodia de menores. Su figura saltó a los medios de comunicación cuando el Consejo General del Poder Judicial lo apartó de la carrera judicial, tras ser condenado en 2011 por el Tribunal Supremo a dos años de inhabilitación por un delito de prevaricación dolosa. Serrano modificó el régimen de visitas de un menor para que pudiera salir de nazareno con su padre en la Semana Santa de Sevilla.

Vox ha multiplicado 46 veces su apoyo electoral en Andalucía

Vox, el partido que ha logrado entrar en el Parlamento andaluz con doce escaños gracias a 391.274 votos, ha visto aumentar espectacularmente su respaldo electoral, que se ha multiplicado 46 veces respecto a los 8.341 sufragios que obtuvo hace dos años en Andalucía en las elecciones generales de 2016.

Un crecimiento del 4.690 por ciento que da a la formación liderada por Santiago Abascal una fuerza nunca antes vista en la Comunidad de Andalucía, donde Vox había llegado a lograr el 1,21 por ciento de los votos; fue en las elecciones europeas de 2014, con 32.407 papeletas en las urnas para este partido.

Ahora, en los comicios autonómicos andaluces, Vox ha rozado el 11 por ciento de los sufragios, el 10,95 por ciento, lo que le permite pasar de partido extraparlamentario a contar con doce representantes en el Parlamento de Andalucía.

Y ello cuando en las tres últimas ocasiones en que los andaluces fueron convocados a las urnas Vox había ido perdiendo votos, porque pasó de 32.407 papeletas (el 1,21 por ciento) en las europeas de 2014, a las 9.005 (el 0,2 por ciento) de las generales de 2015 y a las 8.341 (0,2 por ciento) contabilizadas en 2016.

 

ES NOTICIA