Uso de Cookies

28F

Rafael Escuredo, defensor de la igualdad

Distinguido por el Consejo de Gobierno con la Medalla Manuel Clavero Arévalo con motivo del Día de Andalucía

Persona fundamental en las negociaciones de la autonomía andaluza durante la Transición

24 February 2020

Rafael Escuredo fue presidente de la Junta preautonómica y pactó con el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, la celebración y fecha del referéndum para la autonomía de Andalucía.

El papel del socialista Rafael Escuredo Rodríguez (Estepa, Sevilla, 1944) fue decisivo en el 28 de febrero, consagrado como Día de Andalucía, pues lideró la transición de Andalucía hacia la autonomía plena como presidente de la Junta preautonómica (1979-1982) y de la Junta autonómica (1982-1984).

Su figura representa la defensa de la igualdad entre españoles y de la solidaridad entre los territorios de España.

Como presidente preautonómico encabezó una batalla por la dignidad de Andalucía que despertó el orgullo de ser y sentirse andaluz al mismo tiempo que español, según destaca la referencia oficial del Consejo de Gobierno.

"Es, sobre todo, un político de altura y un hombre de Estado, pero es mucho más que eso", subraya la nota, que recuerda que como letrado, a finales de los 60 del pasado siglo, se incorporó en Sevilla al primer bufete de abogados laboralistas de España, con Felipe González y Ana María Ruiz-Tagle, esposa de Escuredo.

Fue diputado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de 1977 a 1982, en las Cortes Constituyentes y en la primera legislatura de la democracia.

Tras dejar la Presidencia de la Junta de Andalucía en 1984 ejerció la abogacía y cultivó su pasión por la literatura, siendo autor de nueve libros, entre ellos el ensayo Andalucía irredenta: historia de una pasión.

Escuredo es consejero electivo del pleno del Consejo Consultivo de Andalucía desde 2011, órgano donde fue consejero permanente en su calidad de expresidente desde 2005 hasta 2009.

Hijo Predilecto de Andalucía desde 1985, el Gobierno lo distingue ahora con la primera Medalla de Andalucía Manuel Clavero Arévalo, en reconocimiento a su innegable contribución a la defensa y el progreso de Andalucía.

ES NOTICIA