Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


"Puso en riesgo mi vida". Habla una de las cuatro ciclistas presuntamente acosadas por un conductor en Aznalcóllar

Maria José López Romero es una de las cuatro víctimas presuntamente acosadas por un conductor que ha sido denunciado por la Guardia Civil en Sevilla. Las víctimas temen que quede en libertad en pocos días. No les preocupa tanto el exhibicionismo sexual con el que las acosaba como el posible delito contra la seguridad vial. Piden que le retiren el permiso de conducir. A continuación nos contará su experiencia.

22/05/2017

María José López ha estado en la entrevista de Mediodía Canal Sur para contar el por qué de la denuncia contra un conductor que en la zona de la localidad sevillana de Aznalcóllar, se dedicaba, presuntamente, a acosar e intimidar sexualmente a mujeres que iban en bicicleta por el arcén. María José ha contado que salió un domingo a entrenar, como hace habitualemnte, y notó que un conductor la perseguía y le abría la puerta enseñándole sus genitales. Ello le obligó a desestabilizarse y tener, incluso, que rebasar la línea de la carretera. Ella hizo el gesto de grabarlo aunque sólo pudo memorizar la matrícula. Tras indagar se dio cuenta que no era un gesto puntual y por eso se fue a comisaría y denunciaron.

"Lo que más preocupa, ha dicho la víctima, es que puso en riesgo mi vida y mi seguridad. No tiene gracia aunque a él le parezca así. Me da igual que se lo haga a un hombre o a una mujer. Es peligroso. Hay que distinguir entre lo desagradable y lo peligroso y hay muchos casos ya de víctimas en la careretera". "Creemos, ha añadido, que hay más víctimas que se han puesto en contacto y todas coinciden en que no temen tanto por el exhibicionismo como por sus vidas. Y tememos que esto quede impune".

Joaquín Moeckel, abogado, ha asegurado en la entrevista que hay dos tipos de situaciones. El exhibismo sexual no está tipificado como tal, salvo que sea un menor o un discapacitado. No hay una figura jurídica si se realiza como ha ocurrido presuntamente en Aznalcóllar. Es socialmente deplorable, según Moeckel, pero desde el punto de vista del código penal no está claro. Distinto es, ha añadido, que se acerque a ciclistas y corredores desde el coche y por sus actos ponga en peligro sus vidas...

"Parece absurdo que yo no pueda coger un móvil en el coche y si se pueda desconcentrarse "haciendo juegos sexuales" mientras se conduce" ha concluido Moeckel. 

Las víctimas piden más seguridad en carretera para los ciclistas, y en este caso, que se le retire el permiso de conducir al presunto acosador. Y tab se les ha recomendado la cámara que va en el casco grabando.