Uso de Cookies

La sequía ocasiona pérdidas de cosecha de hasta 80 % en olivar de secano de Jaén

4 September 2019

La organización agraria COAG Jaén ha asegurado que la falta de lluvias y las altas temperaturas han hecho que el olivar de secano de la provincia de Jaén, mayor productora de aceite, tenga pérdidas de cosecha de entre un 50 % y un 80 % respecto al año anterior, mientras que en algunas zonas los de riego no se encuentren mucho mejor.

Los últimos datos recopilados por COAG Jaén en las distintas zonas productoras de la provincia confirman, según asegura la organización en un comunicado, lo que ya avanzaban en el mes de junio y julio, que las altas temperaturas y la falta de precipitaciones han causado importantes pérdidas de fruto, especialmente en las zonas de secano.

En el mes de agosto, las únicas precipitaciones registradas se han concentrado en la última semana, según el Sistema Automático de Información Hidrológica del Guadalquivir (SAIH).

Se trata de tormentas de verano asociadas a la formación de depresiones aisladas en niveles altos (DANA), fenómeno también conocido como gota fría (fenómeno común en estas fechas).

Estos fenómenos se han localizado principalmente en las zonas de sierra de provincia de Jaén en los embalses de Dañador, Guadalmena, Siles, El Tranco de Beas, Aguascebas y Bolera.

Zonas de sierra donde la situación de los olivos está mejor que en la campiña, con pérdidas medias en la cosecha de un 50 % respecto el año anterior como ocurre en Chiclana de Segura o situaciones parecidas a las del año anterior en localidades como Beas de Segura.

En peor estado están los olivares de la campiña, como en Porcuna, donde según el olivarero Mariano de la Rosa habrá un 80 % menos de cosecha en los secanos respecto al año pasado y "de la aceituna que queda hay mucha que tiene el tamaño de un guisante".

En Fuerte del Rey, Francisco Elvira, explica que el estado de las 20 hectáreas de secano que tiene es malo y después de una buena cosecha de unos 5.000 kilos por hectárea, en la siguiente será difícil alcanzar los 1.000 kilos por hectárea.

Un 80 % menos a causa de la sequía, una "situación que ya se vislumbraba en el mes de mayo cuando había una floración abundante pero con escasa viabilidad de la flor".

En Martos, la situación no es mejor, tanto secanos como de riego tendrán alrededor de un 60 % o un 70 % menos de cosecha, con pérdidas de dos tercios respecto al año pasado y en Larva, los pocos secanos que hay están casi perdidos.

En lo que respecta a la precipitación media anual, el valor acumulado desde el inicio del año hidrológico (1 de octubre hasta el 31 de agosto) en la provincia de Jaén es 452 mm, un 23 % por debajo de la media del mismo período de los 25 años anteriores (584 mm).

ES NOTICIA