Uso de Cookies

40 años en 40 días

La Sanidad y la Educación, los referentes de la evolución de Andalucía

Desde el Referédum del 28F hasta hoy Andalucía ha cambiado mucho, siendo los servicios públicos básicos los sectores donde más se ha notado el progreso andaluz.

22 February 2020

En el recorrido que Canal Sur Radio está haciendo con motivo del 40 aniversario del Referéndum del 28F, el análisis sobre la evolución de Andalucía en estas cuatro décadas se deja notar, sobre todo, en servicios públicos fundamentales como la Educación y la Sanidad.

Erradicación del analfabetismo

En el ámbito educativo destaca la erradicación del analfabetismo y la mayor presencia de mujeres en los centros de educativos. Además, el acceso a la educación superior ha crecido exponencialmente, hasta el punto de que en 1980 había cinco universidades en Andalucía que acogían a 80.000 alumnos, mientras que hoy hay diez universidades públicas y una privada que dan cabida a 230.000 estudiantes.

Un SAS pionero

En cuanto a la Sanidad, el progreso lo denota un solo dato y es que hoy hay el doble de hospitales públicos que en el 80, llegando al centenar de centros. A ello hay que sumar avances como la Receta Electrónica, la Teleasistencia o el teléfono de Salud Responde. Y también, en este camino, Andalucía ha sido pionera en leyes como el de la Voluntad Vital Anticipada que puso en marcha como consejera de Salud la ahora ministra María Jesús Montero que decía entonces que serviría para "liberar al profesional y a la familia de responsabilidades". No obstante, el momento clave del desarrollo en Salud fue el nacimiento del SAS en 1986, el primer servicio regional de salud de España.

La ingente A92

En infraestructuras públicas cabe destacar la A92, la autovía más grande de España pese a que no estuvo a punto al completo para la Expo de Sevilla como se pretendía y que aún le faltan 10 kilómetros para conectar con Almería.

Fallida Reforma agraria

En el debe de estos años de desarrollo está la fallida Reforma agraria, a pesar del activismo del Sindicato de Obreros del Campo con la ocupación de fincas y la demanda de la tierra para quien la trabaja. Uno de sus líderes, Diego Cañamero, recordaba "el grito de tierra y libertad". La entrada en la Unión Europea y la llegada de la PAC apagaron las reivindicaciones.

ES NOTICIA