Uso de Cookies

X
Estamos modificando nuestra web. Disculpen las molestias.
REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Retirada la regulación de las medidas de seguridad a los expresos con enfermedad mental

Fuentes parlamentarias han informado que el PP ha tomado esta decisión tras escuchar a los expertos, colectivos y grupos parlamentarios en distintas reuniones que se han celebrado a lo largo de los últimos meses. 

09/01/2015 Informativos CanalSur

El PP ha retirado la regulación de las medidas de seguridad a los expresos que recogía el proyecto de ley de reforma del Código Penal y que prorrogaban indefinidamente el tiempo de internamiento de personas con trastorno mental, atendiendo a una supuesta peligrosidad de las mismas al finalizar la condena.

Ante la imposibilidad de acordar un texto en una materia de interés social, el PP ha optado por sacar la polémica figura de las medidas de seguridad de la reforma, han explicado las fuentes.

Las medidas de seguridad posteriores al cumplimiento de la condena planteaban prorrogar indefinidamente el tiempo de internamiento de personas con trastorno mental en un centro psiquiátrico o, incluso, en un centro penitenciario atendiendo a su peligrosidad, lo que podría haber comprometido su libertad.

Desde el PSOE, el portavoz adjunto en la Comisión de Justicia, Antoni Such, ha celebrado que el PP haya renunciado a este apartado del texto. "Es un logro de la oposición que le hemos arrancado al PP y al Gobierno, pero es insuficiente", ha dicho a los medios.

El PSOE rechazaba las medidas de seguridad porque "incrementaban sustancialmente y de forma discrecional dichas medidas alargándolas en el tiempo de manera indefinida".

Todos los grupos de la oposición insisten en retirar el artículo 315.3 que hace referencia a este delito, si bien los populares sostienen que el asunto queda resuelto tras las enmiendas incorporadas por su grupo al articulado.

En este caso la novedad se encuentra en que el juez deberá inclinarse por imponer una pena de prisión o una pena no privativa de libertad, es decir, una multa; mientras que en la actualidad el magistrado sólo puede ordenar el ingreso en la cárcel.