Uso de Cookies

X
BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA

El cante heterodoxo de "Niño de Elche" y la historia personal de María Moreno

El Teatro Lope de Vega de Sevilla acogió este martes el proyecto de Niño de Elche, "Antología del cante flamenco heterodoxo". Mientras, el Teatro Central vibraba con la joven bailaora María Moreno, que estrenó "De la concepción", con la dirección escénica y la dramaturgia de Eva Yerbabuena.

26/09/2018

El cantaor ilimitado "Niño de Elche" ha presentado en La Bienal de Sevilla su "Antología del cante flamenco heterodoxo", el último proyecto de este artista, empeñado en demostrar que el flamenco no tiene fronteras ni límites para su crecimiento en todos los sentidos.

Su manera de cantar no deja indiferente a nadie. Presentó 27 piezas en "Antología del cante flamenco heterodoxo", su nuevo trabajo, donde incluye hasta la electrónica. Un espectáculo dirigido por Pedro G. Romero y producido por Raúl Fernández 'Refree', cada una marcando un estilo distinto de uno de los artistas que más en serio se ha tomado en los últimos años la evolución del flamenco hacia nuevos conceptos.

Su antología recoge las influencias flamencas del cantaor reinventadas, como "El tango de la Menegilda", "Las seguiriyas del silogismo" o "Aguaespejo granadino", muestras evidentes, ya desde el título, de su aportación indudable al desarrollo de nuevas formas de entender lo clásico.

Se trata de un cantaor que cuenta entre sus influencias cuenta con Val del Omar, Valcárcel Medina, Eugenio Noel o Manuel de Falla, del que habla destacando lo que define como "nacionalismo arañado", al tiempo que vuelca en sus composiciones textos del propio Machado o de literatos como San Juan de la Cruz.

Para sacar adelante su espectáculo, ha contado con colaboradores de excepción como el bailaor Israel Galván, los guitarristas Diego de Morón y "Pájaro", el organista Juan de la Rubia o el pianista Alejandro Rojas-Marcos.

Raúl Cantizano con guitarras (flamenca y acústica) y percusión, y Susana Hernández (Ylia) a los teclados, sintetizadores y electrónica han completado un escenario que, sin duda, es de los más originales en todos los sentidos de La Bienal de este año. 

En la misma noche, el Teatro Central acogió el baile de la joven gaditana María Moreno. Presentó su nuevo proyecto, donde a través del baile habla de una historia personal.

La bailaora gaditana ha presentado en La Bienal de Sevilla su espectáculo "De la Concepción", un montaje en el que ha tenido una especial importancia en su preparación la labor que ha realizado Eva Yerbabuena.

A ella hay que adjudicarle la dramaturgia, dirección escénica y asesoramiento coreográfico, esto último junto a Andrés Marín, para ver la evolución sobre el escenario de una bailaora que debutó con 'Locos del tiempo', junto a Pilar y Juan Ogalla en la sala 'Central Lechera' de Cádiz.

"Todas las ecografías decían que yo iba a ser un niño, y nací niña. De niña jugaba a ser bailarina, y ahora bailo para poder seguir jugando", explica la bailaora para definir místicamente el sentido de su espectáculo, que esta noche ha llenado las gradas del Teatro Central de Sevilla.

Los responsables del proyecto han podido sacar adelante un trabajo que tiene en su repertorio seguiriya, juncal, soleá o una cantina, entre otros palos flamencos, en el que la guitarra de àscar Lago, el cante de Enrique El Extremeño, Pepe de Pura y Antonio Villar y la percusión de Javier Teruel han sabido conjugar la música con la danza flamenca de Moreno en el escenario.

Una bailaora que, con sólo ocho años de edad, en 1994, empieza a formarse en el Conservatorio Profesional de Danza de Cádiz a la vez que con maestros como Javier Latorre, Rafaela Carrasco, Antonio Canales y Eva Yerbabuena, entre otros. En 2004 entró a formar parte de la Compañía de Yerbabuena.