Uso de Cookies

publicidad
FÚTBOL

De la euforia del Sevilla a los temores de Rubi

El Sevilla se impone en el Villamarían por 1-2

11 November 2019

Con el recuerdo a la memoria de Antonio Puerta y de José Antonio Reyes, los jugadores del Sevilla FC celebraron en el vestuario del Benito Villamarín su triunfo en el derbi.

El derbi en el Villamarín resultó un partido sin incidentes en el que el Betis llegó a equilibrar el marcador, pero terminó cediendo ante un gol de De Jong que situó el 1-2 final. El Sevilla se engancha a la zona alta de la liga, mientras deja al técnico verdiblanco, Rubi, otra vea muy cuestionado.

Fue un gran derbi, sin problemas entre aficiones y con un partido propio de estos casos: más intensidad que fútbol. Un duelo muy competido en el que se impuso el que ahora mismo es mejor. El gol de Loren no fue suficiente para los verdiblancos que cayeron por los tantos de Ocampos y de De Jong, que encontró puerta en el momento justo.

El foco sobre los banquillos se los queda Rubi. Lopetegui sale como triunfador, y muy reforzado, del derbi. Mientras, el técnico del Betis vuelve a quedar en una situación muy delicada. Y como ahora hay parón de liga, las opciones de una destitución crecen, con Javi Gracia en el horizonte. Aunque Rubi está seguro de continuar. 

El entrenador del Betis reconoció este domingo que está "dolido por no dar a los béticos, que defienden a su equipo día a día, ese resultado" que querían. Asimismo, se mostró "convencido" de ocupar el banquillo del Betis en la próxima jornada, otra vez como local ante el Valencia, y que también está "convencido de que el equipo estará donde se merece", al igual que cree que "los dirigentes están convencidos" de ello.

Por su parte, el técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, declaró que están "muy contentos, lógicamente", por el "buen partido" hecho y por la victoria en el campo del 'eterno' rival y afirmó que "es un día para estarlo" por la trascendencia que tiene el derbi sevillano. "Estamos contentos por nuestra afición y por los jugadores. Está claro que estos partidos son de mucho corazón, de mucha intensidad y emoción, y hay que tratar de equilibrarlos con la razón, tomando buenas decisiones, que es lo que hemos intentado", indicó el entrenador vasco en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán.

Consideró que su equipo estuvo "bien" en una primera mitad en la que fueron "superiores", lograron el 0-1 y empezaron a "hacer daño" al Betis, aunque reconoció que el rival también se lo hizo a ellos después "con balones a la espalda de la defensa" y "con un gol (1-1) duro, de los que hacen daño, sin apenas tener ocasiones".

NOTICIAS RELACIONADAS

ES NOTICIA