Uso de Cookies

publicidad
La tarde, aquí y ahora

La ruta de los murales de Estepona

Estepona tiene más de 50 murales en sus calles. Uno de ellos, con 1.000 metros cuadrados, el más grande de España.

Puedes volver a ver el programa completo en nuestra Televisión a la Carta.

14 November 2019

La ciudad se ha convertido en la capital del arte urbano por sus murales en las fachadas.

Estamos con uno de los muchos artistas que han puesto su granito de arena para realizar esta impresionante muestra artístitica. Se trata de Francisco Alarcón, un pintor que enseguida se unió a la iniciativa del Ayuntamiento, una iniciativa que perseguía embellecer los barrios más antiguos de la ciudad, realizar una renovación integral del casco urbano y llevar el valor del arte a la calle.

Francisco ha participado en varios murales, pero nos cuenta que el más emotivo fue "Madre amorosa", una obra en la que quiso transmitir el valor del trabajo de las abuelas y las madres. En el mural está representado el fruto de ese trabajo: una niña que está comiendo un plato de lentejas.

En el otro edificio le acompaña "La mirada de un niño", en la que el artista hace hincapié en la creatividad en la educación de un niño, la comunicación con su mundo interior, con su mundo emocional, para transmitir todas esas cosas buenas que tienen los críos dentro.

Nos comenta también que es un trabajo muy bonito el poder comunicar con mucha gente, ya que por esa calle pasan de 500 a 1.000 personas al día, que se convierten en espectadores ocasionales de los murales. 

En cuanto a la forma en que se realizan, nos dice que lo primero es estudiar el sitio donde se va a pintar, y combinando su contemplación con poesía, van surgiendo las ideas. Es entonces cuando valiéndose de andamios o grúas puede alcanzar lo que van a ser sus lienzos, las fachadas.

También nos encontramos con Conchi Álvarez, galerista y pintora que nos cuenta que los vecinos al principio se mostraban desconfiados, pero día a día iban viendo como se ponía su mono blanco y se subía al andamio a pintar; y a partir de ese momento empezaron a llamarle señora artista. A su vez contemplaban como su trabajo era duro, de 8 horas diarias, como cualquier otro, y empezaron a enamorarse de su resultado, "La casa de la buena gente". 

Con el tiempo los murales se han convertido en patrimonio de Estepona. Un patrimonio respetado que no ha sufrido actos de vandalismo, y se conserva intacto con el paso del tiempo.

ES NOTICIA