Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Un sobrino del detenido se autoinculpa como causante del accidente

Un sobrino del conductor ebrio que el martes fue enviado a prisión acusado de provocar el accidente de tráfico en la A-92 que acabó con la vida de dos personas a su paso por Cúllar (Granada) se ha entregado en la Guardia Civil alegando que en realidad era él quien conducía el vehículo y no su tío.

14/09/2017

Esta persona, de 40 años, se desplazó el martes por la tarde al Destacamento de Tráfico de Baza (Granada) y relató esta nueva versión de los hechos a los agentes, alegando que era quien conducía cuando embistieron al coche en el que viajaban los dos jóvenes que fallecieron en el siniestro, pero que "le entró miedo" y se quitó de "en medio", según han detallado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Esta miércoles ha prestado declaración ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Baza, que le ha dejado en libertad provisional con orden de comparecer ante el juez investigado de momento por los mismos delitos que su familiar, dos de homicidio por imprudencia grave y otro de lesiones por imprudencia grave, hasta que la investigación arroje luz sobre lo ocurrido, según han detallado a Europa Press fuentes judiciales.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer si conducía realmente la persona que ha entrado en prisión, que dio positivo en la prueba de alcoholemia y no dijo lo contrario durante su detención, o su sobrino, que se ha declarado culpable de los hechos.

Las mismas fuentes recuerdan que a estas alturas es imposible determinar si este último podría haber conducido, en caso de hacerlo, bajo los efectos del alcohol, una circunstancia que sí esta probada respecto de su tío, Francisco T.T. de 66 años.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Baza ordenó el martes su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por este accidente en el que fallecieron un joven y una chica de 20 y 22 años, naturales de Huéscar y Puebla de Don Fadrique, mientras que hubo dos heridos leves, el supuesto conductor y otra persona de 22 años que iba en el coche de los otros dos jóvenes.

El accidente tuvo lugar sobre las 20,40 horas en el punto kilométrico 56 de la A-92N. Los Bomberos tuvieron que rescatar a una de las víctimas y los servicios sanitarios trasladaron a la mujer de 22 años herida en el accidente al Hospital de Baza.

DELEGADO DEL GOBIERNO PIDE PRUDENCIA

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha reiterado este jueves que la Guardia Civil está investigando el accidente de tráfico en la A-92  porque "queremos llegar hasta el final", al tiempo que ha incidido en que "debemos de ser lógicos en la prudencia" y esperar a que la investigación concluya.

Sanz, que ha asistido a la inauguración en Málaga del II Congreso de Movilidad y Turismo Sostenible, ha incidido en que "estamos investigando los hechos", asegurando que "nos preocupa profundamente".

"Queremos llegar hasta el final de unos hechos que tuvieron como consecuencia el fallecimiento de dos jóvenes, un herido grave y además una prueba de alcoholemia positiva en el caso de quién, al parecer, conducía el vehículo que pudo producir el choque", ha sostenido el representante del Gobierno central.

Sanz ha recordado que el accidente tuvo lugar sobre las 20.40 horas en el punto kilométrico 56 de la A-92N. En el suceso fallecieron dos personas y otra resultó herida y se produjo, según Sanz "tras un alcance de otro vehículo por exceso de velocidad, cuyo conductor da positivo en alcohol y queda detenido por homicidio imprudente".

No obstante, este pasado miércoles el sobrino del conductor ebrio que el martes fue enviado a prisión acusado de provocar el accidente de tráfico se presentó ante la Guardia Civil alegando que en realidad era él quien conducía el vehículo y no su tío.

"Lógicamente lo que puedo decirles es que la Guardia Civil está investigando los hechos", ha reiterado, explicando que, por un lado "el conductor cuando fue detenido reconoció que iba solo y lo que se conoce es que en el coche nada más iba una persona".

Ahora, ha continuado, "lo que les puedo decir es que la Guardia Civil lo que está haciendo es investigar", y por un lado, está haciendo pruebas de ADN en el coche para comprobar si existe algún dato relevante para saber quién conducía, además de que "se están haciendo investigaciones respecto a la geolocalización para determinar dónde estaba cada uno en ese momento y saber quién dice la verdad".

En este punto, Sanz ha agregado que "hay una persona detenida y él manifiesta que era el conductor y dio positivo de alcoholemia y ahora se presenta este sobrino --que está en libertad-- que en ningún caso aparecía antes ni nunca se puso de manifiesto que conducía".

El sobrino manifestó, ha explicado el delegado del Gobierno, que "estuvo andando diez kilómetros, que tuvo miedo, y se quitó del miedo, pero eso nunca se determinó así".

Así, Sanz ha señalado que, "lógicamente", hay que hacer las comprobaciones necesarias para determinar quién era el conductor, además, ha dicho, "en el segundo caso, el del sobrino, no hay ni siquiera posibilidad de analizar si tenía grado de alcoholemia cuando conocía porque han pasado muchas horas".

Por todo ello, ha afirmado que "debemos ser lógicos en la prudencia, para esperar que concluya la investigación", por lo continúa abierta, ha concluido.