Uso de Cookies

Brexit

Última oportunidad de Londres y Bruselas para salvar el brexit

Juncker avisa que esta es la última oportunidad de una salida ordenada de la UE.

Someten este martes a las 20 horas a votación el acuerdo alcanzado con la UE.

12 March 2019

El nuevo acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea se parece mucho a lo firmado hace meses y que tumbó el parlamento británico, pero se refuerza que la llamada salvaguarda irlandesa es temporal.

Esa "póliza de seguros" de Bruselas y Dublín para proteger los acuerdos de paz de 1998 y reducir los efectos del Brexit entre las dos irlandas, es el gran escollo. En Londres siempre se ha visto como una trampa para mantener a Reino Unido ligado a la Unión. Es por ello por lo que la Primera ministra de Reino Unido, Theresa May ha dicho que si "incluso si alguna vez tuviéramos que usar esa póliza de seguros, no puede convertirse en permanente".

Y es que si Westminster lo ratifica este martes, se abriría un período de transición hasta finales de 2020. Sólo si para entonces no hay alternativas para evitar la frontera dura entre las dos irlandas, se activaría esa salvaguarda. En opinión de la premier, cumple lo que le exigía el parlamento. " Ahora es el momento de ir juntos, apoyar estas mejoras en el
acuerdo del Brexit y llevar a cabo el mandato de los británicos.

May necesita al menos 318 votos para aprobar el acuerdo para que el Reino Unido se retire de la Unión Europea (UE) con un pacto este 29 de marzo. 

La Cámara de los Comunes vota a partir de las 19.00 GMT (20.00 española) el texto de retirada "mejorado", según May. Para que el acuerdo pueda superar el trámite parlamentario, la jefa del Gobierno necesita el apoyo de la mitad más uno de los 634 diputados que votarán al término de un debate sobre el "brexit".

Para ganar esos 116 apoyos, May necesitaría el respaldo de los 10 diputados del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, otros 70 conservadores (que en enero no la apoyaron) y 36 del Partido Laborista, primera formación de la oposición británica.

Si no lo logra, no habrá más oportunidades desde Bruselas. Así lo ha dejado claro el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, "No habrá tercera oportunidad, no habrá más interpretaciones de las interpretaciones, ni más garantías sobre las garantías".

Con esa advertencia de fondo, el rechazo del líder del Partido Laborista. Jeremy Corbyn ha pedido votar en contra de nuevo. Si eso ocurre, el jueves se acabaría imponiendo el voto para posponer la marcha del Reino Unido y se escenificaría el fracaso definitivo de una acorralada Theresa May.

ES NOTICIA