Uso de Cookies

LIBRO

"Toda la verdad" del crimen de Los Galindos

Juan Mateo Fernández de Córdova es el autor de "El Crimen de los Galindo, toda la verdad"

5 December 2019

El crimen de los Galindos, en la localidad sevillana de Paradas, fue un 22 de julio de 1975. La verdad sobre aquel caso, en el que fueron asesinadas cinco personas siempre fue un misterio. De hecho sigue siendo uno de los crímenes no resueltos en nuestro país, generando además leyendas y muchas incógnitas a pesar de que la justicia cerró el caso sin encontrar a los culpables. Lo cierto es que cinco personas perdieron la vida en aquel macabro suceso cuya investigación siempre quedó en entredicho. Eran el capataz de la finca, su esposa y otros tres empleados.

Con los años, y ante la incertidumbre de conocer la verdad, se llegó a investigar al propietario de la finca, Gonzalo Fernández de Córdova, marqués y comandante retirado del ejército, pero nunca se pudo demostrar su autoría. 44 años después, ahora, su propio hijo desvela que el marqués estuvo presente en aquellos asesinatos. Lo cuenta todo en un libro en el que critica la investigación del caso. El crimen de Los Galindos se cometió, asegura el autor del libro, para ocultar una estafa millonaria.

Cinco fallecidos, entre ellos el capataz de esta finca y su esposa: José González, Manuel Zapata, Ramón Parrilla, Juana Martín y Asunción Peralta. Sucedió en el cortijo de los Galindo, propiedad de la esposa de Gonzalo Fernández de Córdova, el marqués, se ha producido un incendio. Después se desvelan datos macabros. Cadáveres con disparos, cuerpos arrastrados y escondidos, huellas ocultadas deliberadamente...

Juan Mateo Fernández, hijo del marqués, dice en el libro que su padre estaba inmerso en una estafa millonaria. El marqués no quería que su suegro se enterase de la trama. Pero el capataz de la finca, Manuel Zapata habría descubierto el desfalco. Así que junto a su administrador y un sicario  al que llamaban Curro) fue a la finca. En principio para darle una paliza.

Quedaba involucrado pues el marqués y el administrador que callaron para siempre aquel crimen y el resto de lo ocurrido. Juan tenía 15 años cuando ocurrió todo. Hasta que después de la muerte de su padre, el Marqués, su propia madre le confiesa algo revelador.

El marqués nunca fue imputado. El administrador falleció, pero Curro, el sicario, podría estar aún vivo. Durante años se divulgaron leyendas como que las víctimas se habrían matado entre ellas. Por eso Juan, aunque le cueste hablar del pasado de su padre, ha escrito este libro.

El caso no se podrá reabrir. Pero quiere que se despejen rumores y cerrar el ciclo resolviendo una trama que pasa ineludiblemente por saber quién y donde está Curro, el sicario.

ES NOTICIA