Uso de Cookies

Cuatro años después

José Luis vuelve a volar

 José Luis de Augusto era el piloto del A400M que, en 2015, se estrelló en una finca de La Rinconada, en Sevilla.

El accidente le dejó parapléjico pero eso no le ha impedido volver a manejar un avión.

Ahora, enseñará a otros en sus mismas circunstancias.

20/03/2019

Nueve de mayo de 2015. El avión de transporte más grande del mundo, ensamblado en Sevilla, se desploma en una finca de La Rinconada, Sevilla, muy cerca del aeropuerto hispalense. En el aparato, que realizaba un viaje en pruebas, iban seis personas. Cuatro murieron, y uno de los supervivientes es José Luis de Augusto, piloto. El accidente le dejó para siempre unido a una silla de ruedas pero hoy, cuatro años después, ha vuelto a volar.

Ingeniero aeronáutico, instructor de vuelo y piloto comercial. En unos meses, impartirá una nueva "asignatura" en la escuela de pilotos del Aeroclub de Sevilla. Enseñará a volar en una avioneta adaptada. Para pilotos parapléjicos.

José Luis de Augusto fue uno de los dos supervivientes del accidente del Airbus A400M en mayo de 2015. Cuatro años después, no solo ha vuelto a volar sino que pretende que otros pilotos, como él, vuelvan a hacerlo.

Lo que antes hacía con los pies, lo hace ahora mediante un sistema handyflight que le permite manejar el avión con las manos. Fueron sus compañeros de Airbus. Como despedida, le regalaron clases con un experto en vuelo adaptado.

En Europa existen muy pocas escuelas para pilotos con discapacidad. En España, ninguna. La del Aeroclub de Sevilla será la primera. No podrán andar, pero pueden volar.

ES NOTICIA