Uso de Cookies

operación antidroga

Cultivo masivo de marihuana en el Palmar de Troya: tres plantas por habitante

Policía y Guardia Civil han desmantelado una organización dedicada a cultivar esta droga en domicilios de esta localidad sevillana.

40 familias de este pueblo de 2.500 habitantes están implicados en el cultivo de esta droga. 

17 October 2019

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido a 22 personas tras su actuación este pasado martes en una operación conjunta que se enmarca dentro de la lucha contra el narcotráfico, en la persecución del cultivo de marihuana, en este caso en la zona del Palmar de Troya (Sevilla).

El cultivo era tan masivo que tocan a tres plantas por habitante, según las cuentas de policía y Guardia Civil. Las plantaciones se desarrollaban en el interior de domicilios particulares con lo que, aunque no eran muy extensas, sí estaban orientadas a la intensividad.

Tras haberse detectado un aumento muy significativo del cultivo de plantas de marihuana en la zona de el Palmar de Troya, se inicia una investigación que ha durado dos meses, mediante la cual, la Guardia Civil ha culminado la denominada operación 'Sunami' por presuntos delitos contra la salud pública.

Una vez recopilados todos los datos e indicios incriminatorios se pudo comprobar que existía una coincidencia con la operación 'Catedral' abierta por la Policía Nacional, por lo que se determinó la continuación de las investigaciones de manera conjunta dirigidas por la titular de la fiscalía antidroga de la localidad de Dos Hermanas.

Así, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional con los correspondientes mandamientos judiciales para la entrada y registro de 36 viviendas, detuvieron este pasado martes a 22 personas e intervinieron 2.313 plantas de marihuana, 5.500 plantones, 84 kilogramos de cogollos, 141 gramos de MDMA, una escopeta y 192.200 euros.

Con este golpe al cultivo de marihuana han quedado desmanteladas unas 40 explotaciones en interior de domicilios particulares, de la que se servían sus titulares, cultivando al amparo de la ocultación y la protección que brindan sus domicilios. Las investigaciones continúan y no se descartan nuevas detenciones.

ES NOTICIA