Uso de Cookies

EN LA IRUELA (PARQUE NATUrAL DE CAZORLA

La cueva secreta del Sagreo, reserva entomólogica

La Cueva Secreta del Sagreo, situada en La Iruela, en el Parque Natural de Cazorla, ha recibido hoy el reconocimiento de la Asociación española de Entomología como reserva entomológica por su riqueza en biodiversidad y constituir un ejemplo de conservación y difusión de los valores del medio subterráneo.

20/11/2017

La importancia de la diversidad entomológica de esta cueva, estudiada desde 1953 por entomólogos de toda Europa, viene refrendada por el hecho de que especialistas de renombre internacional como Joaquín Mateu, Francisco Español y Antonio Cobos, fueron pioneros en visitar y estudiar su biodiversidad.

Hasta la fecha se han citado unas 60 especies de invertebrados, fundamentalmente artrópodos (insectos, arácnidos), pero se estima que todavía quedan por descubrir muchas nuevas especies que viven en este medio.

Siete de estas especies de artrópodos sólo son conocidas en el mundo por vivir en esta cueva, donde también se han citado cinco especies de quirópteros (murciélagos) que encuentran en la misma uno de sus últimos refugios.

Por todo ello, la Asociación española de Entomología, a instancias del Grupo de Espeleológos de Villacarrillo, declaró en 2014 esta cueva como la segunda "Reserva Entomológica" de España, siendo uno de los primeros espacios subterráneos a los que se reconoce su importancia en la conservación de biodiversidad en nuestro país.

Esta figura de "Reserva Entomológica" es una iniciativa de la asociación que concede dicha mención a aquellos espacios naturales que albergan elevada riqueza de artrópodos o bien poblaciones de especies amenazadas y protegidas.

Este reconocimiento ha tenido lugar en el marco de una jornada técnica y divulgativa sobre la conservación de la biodiversidad subterránea en este Parque Natural, organizada por la Consejería de Medio Ambiente, a través de la dirección del Parque y con la colaboración del Ayuntamiento de La Iruela, la Asociación española de Entomología, la Universidad de Granada y el Grupo de Espeleología de Villacarrillo.

ES NOTICIA