Uso de Cookies

Almería

Once años de cárcel para el profesor que abusó de su alumna

La chica tenía 14 años cuando ocurrieron los hechos. 

Además, tendrá que abonar a la adolescente una indemnización de 50.000 euros.

El pago lo asumirá la escuela privada donde trabajaba y que hizo oídos sordos a la denuncia de la madre.

16 October 2019

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a once años y medio de prisión a C. T., el profesor británico de un colegio privado de Roquetas de Mar (Almería) que abusó de una alumna con la que inició una relación sentimental cuando ésta todavía tenía 14 años.

La sentencia de la Sección Segunda, a la que ha tenido acceso Efe, señala que el acusado fue contratado para impartir clases en el colegio St. Georges British School a partir de agosto del 2014.

De esta forma, durante el curso 2015/16, "guiado por un ánimo libidinoso y aprovechando la especial situación de ascendencia y superioridad que le brindaba su condición de profesor", inició con la víctima una "relación fingidamente amistosa, dándole un trato preferente".

Así, logró que este vínculo se volviera "poco a poco más personal e íntimo" hasta que sobre el mes de abril del 2016 recibió a la chica en su domicilio, donde insistió a la misma para besarla en la boca, a pesar de la "inicial reticencia" de ella.

"La relación se tornó más intensa aproximadamente a partir del mes de mayo de 2016, manteniendo el acusado con la menor numerosas veces relaciones sexuales", dicen los magistrados, apuntando que esto fue así hasta que el 13 de noviembre del 2016 la madre de la víctima descubrió lo que ocurría y denunció los hechos.

Tras esto, la progenitora tuvo que trasladar a Alemania a su hija, en cuyo nombre ha actuado como acusación particular en este caso el abogado Leopoldo Marfil.

La dirección del colegio tuvo noticia, meses después de la contratación del acusado, de que éste había sido enjuiciado y absuelto en el Reino Unido por abusos sexuales.

Asimismo, fue informada de que dos profesores habían visto al acusado y a la menor juntos en horario no escolar, concretamente en el supermercado y en la playa.

"Pese a ello, (la dirección) no adoptó medida alguna hasta que la madre de la menor denunció los hechos, siendo entonces cuando despidió al acusado", subrayan los magistrados.

Por estos hechos, C. T. ha sido condenado por un delito de abuso sexual a menor de edad a once años y medio de prisión y se le prohíbe aproximarse a la víctima, su domicilio, centro de trabajo o lugar frecuentado por la misma, a una distancia no inferior a 500 metros por un periodo 17 años, así como de comunicarse con ella por cualquier medio durante el mismo tiempo.

También se le inhabilita para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad durante 16 años, y se le impone la medida de libertad vigilada durante 10 años.

Además, tendrá que abonar a la adolescente , en concepto de indemnización por daño moral, la suma de 50.000 euros más los intereses legales, cantidad de la que responderá con carácter subsidiario la sociedad responsable del colegio St. Georges British School.

Previamente, el Juzgado de lo Penal número 4 de Almería condenó a C. T. a un año de prisión por un delito continuado de medida cautelar y a 60 días de trabajo en beneficio de la comunidad por un delito de coacciones, por acudir a Alemania para buscarla pese a no poder salir de España y tener prohibido aproximarse a ella.

ES NOTICIA