Canal Sur

publicidad
Canal Sur Andalucia
Imprimir página Versión para imprimir

"75 Minutos" conoce esta semana cómo la investigación y las tecnologías están revolucionando el campo andaluz

Tabletas digitales para optimizar el uso de abono en el campo. Parásitos e insectos de laboratorio para combatir plagas en los cultivos. Chirimoyas o sandías sin pepitas que abren nuevos mercados a los agricultores. Los reporteros de “75 Minutos” conocen este martes cómo la investigación y las tecnologías están revolucionando el campo andaluz y cómo estos avances están revirtiendo en nuestra economía. Esta semana, en Canal Sur, Campo de Investigación.

Francis lleva toda su vida dedicada al campo. Lo suyo es por herencia familiar pero sobre todo por vocación. En sus invernaderos de La Mojonera, en Almería, cultiva pimientos y tomates. Es uno de los agricultores pioneros en la lucha biológica contra las plagas. O lo que es lo mismo, en vez de pesticidas emplea insectos para neutralizar a aquellos que hacen daño a sus plantas. “Mis hijos y mi perro se pasean tranquilos por la finca. No hay riesgo para ellos”, nos dice. Ni tampoco para el consumidor final. Desde hace diez años, gran parte del campo almeriense combate las plagas con este control biológico.

Cómo obtener chirimoyas sin semillas. Paco Ballesta conoce uno de los múltiples estudios que está llevando a cabo La Mayora, un centro dependiente del CSIC y la Universidad de Málaga dedicado a la investigación en frutas y hortalizas subtropicales. En las 50 hectáreas de su finca, en la localidad de Algarrobo, trabajan para mejorar la calidad de los productos mediante el cruce natural de variedades así como en desarrollar nuevos frutos empleando técnicas genéticas. A este instituto se debe la introducción en Andalucía de cultivos como el fresón de Huelva o el mango y el aguacate en la costa tropical, de los que viven el ochenta por ciento de los agricultores de Málaga y Granada. Ahora empiezan a apostar por el lichi o el longan.

Justo tiene más de 300 hectáreas, en Baena, en las que cultiva habas, cereales y girasol. Para saber cuándo regar consultaba siempre el parte meteorológico de los informativos, pero con la llegada de internet aprendió a hacerlo desde su móvil. Ahora, y a sus casi 60 años, ha dado un paso más y utiliza para sulfatar una tableta digital que coloca en su tractor y que memoriza las zonas donde ha aplicado el abono. “Antes ponía algunas marcas en el campo e iba contando los pasos, pero ahora ya no sé vivir sin mi tableta”, asegura. Así se ahorra producto, esfuerzo, tiempo y por lo tanto… dinero.

Beatriz Díaz pasa una jornada con los criadores de la Cabra Malagueña y descubre cómo es posible mejorar genéticamente esta raza. El objetivo de esta mejora es que las cabras den más cantidad de leche al ser ordeñadas, sin perder la calidad. Por ello, cada animal se inscribe en el Libro Genealógico de la Raza. Así pues, estos ganaderos disponen de un catálogo de machos con los que poder inseminar a sus cabras. Además, la reportera es testigo de un control lechero, práctica que consiste en la medición de la cantidad de leche producida y su calidad y que, hoy en día, se lleva a cabo a través de sistemas tecnológicos aplicados a la ganadería.


Botón acceda a la web del programa en Canal Sur a la Carta

 
RTVA   Canal Sur Televisión Andalucía   Andalucía Televisión   Canal Sur Andalucía     Radio Andalucía   Canal Fiesta Radio   Canal Flamenco   Fundación Audiovisual de Andalucía   La Tienda
Aviso legal|2011 RTVA|Radio Televisión de Andalucía S.A