Canal Sur

publicidad
Canal Sur Andalucia
Imprimir página Versión para imprimir

“75 Minutos” nos acerca al día a día de la "Policía Local"

Los hay que trabajan en pueblos con pocos vecinos. Los que salen de patrulla de noche y en grandes ciudades. Los hay carnavaleros. Los que ya se han jubilado. Los que intentan algún día llegar a serlo y los que están a punto de salir a patrullar por primera vez. Los "secretas" que se la juegan en su anonimato.

Los reporteros de "75 minutos" se centran esta semana en los agentes de policía andaluces más cercanos: la Policía Local. 

La primera ciudad de toda España en permitir a mujeres en una policía local fue Córdoba, y en estas nos encontramos a Delfina y Lola. Dos hermanas andaluzas y pioneras.

Delfina y Lola. Tremendas. Jubiladas. Y las primeras policías locales, mujeres, que hubo en toda España. Paco Ballesta se divierte y comparte con ellas cuando le cuentan cómo burlaban el largo de las faldas del decoroso uniforme que el Generalísimo Francisco Franco estaba probando por primera vez para implantarlo en todo el país. Era 1970 y las agentes femeninas se dedicaban sobre todo a regular el tráfico. Delfina y Lola ya están jubiladas pero para ellas formar parte de la historia de la policía local las sigue emocionando. Guardan uniformes, recortes de prensa y fotos, muchas fotos. Delfina y Lola formaron parte de esa primera promoción y fueron noticia a nivel nacional. Hoy rememoran con el equipo de 75 minutos toda una época y toda una vida

Al grito de “¡fuego!” retumba en la sala una decena de disparos apuntando al corazón de papel de una silueta. Los que disparan son los 51 alumnos de la Escuela Pública de Policía que visita Javi García. Estamos en prácticas de tiro. Y en clase con los bomberos. Es su segundo día disparando y algunos recuerdan lo extraño que era coger un arma de verdad por primera vez. "¿Qué es un arma para tí?", pregunta el reportero a uno de los instructores. "El último recurso que tiene un policía".

Esta escuela es gratuíta, depende de la Junta de Andalucía y forma durante 5 meses a los alumnos que están deseando salir a patrullar después de haber aprobado las oposiciones.Aquí son ya funcionarios en prácticas.

Eso es lo que busca Jose. Lleva un año opositando para ser parte de un cuerpo que dice, según ha ido conociendo, cada día le gusta más. Son las 6 de la mañana y Maribel Núñez le acompaña a las pruebas prácticas que convoca el Ayuntamiento de Almonte. Cuatro plazas que se ofertan y 180 aspirantes. Todos se la juegan en cinco pruebas físicas. Si pasan, se irá a los exámenes teóricos. ¿Pasará estas complicadas pruebas nuestro ilusionado opositor?

Pepelu es como se llama cuando se quita el uniforme. “El negro”, dentro de comisaría. Lleva 14 años de compañero de patrulla de “El bala”. “Porque siempre es el que llega el primero”, le cuenta entre risas a Maribel Núñez. Pepelu siempre tiene turno de noche y va cantando en el coche todo tipo de coplillas. “¿Esto lo usa en los interrogatorios?”, pregunta la reportera. “¡No!,éste no tiene que cantar para que los otros canten….”. Además de policía local y veterano en las calles de Sanlúcar de Barrameda Pepelu es… carnavalero. No nos desvela el tipo que ya están preparando para este año pero sí que no tiene reparos en vestirse de Cheewaca. O de vikingo con más de 2 metros 10 centímetros de estatura, los tipos del año anterior. Este peculiar policía local diferencia tremendamente cuando está de servicio y cuando no. “Cuando trabaja no hay carnavales que valgan”, apunta su mujer.

Regulando el tráfico y haciendo una foto a los turistas que pasan el día en Genalguacil nos hemos encontrado a Salvador. No es policía local sino vigilante municipal. Su uniforme es exactamente el mismo salvo por la insignia del pecho y del brazo izquierdo. Salvador opositó al ayuntamiento y aquí está. Tiene exactamente las mismas competencias que un policía local salvo que no puede poner multas, por ejemplo. “Yo veo un coche mal aparcado y hago una recomendación de sanción. Pero no puedo sancionarlo. Eso lo determinan en el ayuntamiento después”, le aclara a Beatriz Díaz. En Andalucía existen cerca de mil vigilantes municipales que se acaban de constituir en asociación para luchar por una mayor regulación de sus quehaceres, porque dice Salvador que a veces, “me puedo extralimitar para bien pero otras veces, para mal”. Entre las tareas de Salvador está notificar desperfectos en el mobiliario urbano, si hay pintadas en las calles, adoquines sueltos, ayudar en lo que sea a los vecinos, abrir y cerrar el centro de salud. A veces, traducir algunos papeles (Salvador nació en Francia). Y muy importante: darle cuerda cada día al reloj de la iglesia. Es el que marca los ritmos del pueblo. Salvador regula el tráfico a la entrada y salida de los niños en el colegio. Y si hay fiestas en el pueblo… pues también le toca trabajar.

Genalguacil es un pueblo de la Serranía de Ronda y apenas tiene 600 habitantes. “Al principio fue durillo que la gente te respetara porque te miraban en el pecho y decían, anda, qué me vas a contar a mí, que tú no eres autoridad. Con el paso de los años he conseguido que todo el mundo entienda mi trabajo. Y me encanta”.


Botón acceda a la web del programa en Canal Sur a la Carta



 
RTVA   Canal Sur Televisión Andalucía   Canal Sur 2   Andalucía Televisión     Radio Andalucía   Canal Fiesta Radio   Canal Flamenco   Fundación Audiovisual de Andalucía   La Tienda
Aviso legal|2011 RTVA|Radio Televisión de Andalucía S.A