Canal Sur

publicidad
Canal Sur Andalucia
Imprimir página Versión para imprimir

Los reporteros de "75 Minutos" siguen a ese taxi

Más de 10.000 familias andaluzas viven de un sector tan peculiar como el del taxi. Sagas familiares completas, mujeres que se han puesto al volante a falta de otro empleo, jóvenes que reconocen que pagan por una licencia casi tanto como por un piso y miles de historias que cada día circulan bajo el letrero de ocupado por las calles de Andalucía. Los reporteros de 75 minutos se suben el martes a un taxi para conocer a conductores y clientes. Y descubren decenas de historias sobre cuatro ruedas.

Un monologuista camino de la sala donde actúa. Un abogado que corre a los juzgados. Juan “El Habichuela” camino de una peña flamenca. Un médico. Un invidente. Ustedes y nosotros. ¿Quién no ha cogido alguna vez un taxi?. Historias de taxistas y personas corrientes el martes en 75 minutos.

El taxi da para tanto que “Juani” ha participado en “Taxistorias” un libro que recoge un buen puñado de anécdotas que le han pasado en su coche mientras trabaja por las calles de Granada. “Juani” tiene clientes habituales como José, al que considera un amigo y no es para menos. José es ciego y se enamoró de la telefonista que recibía sus llamadas cuando pedía un coche. Se enamoró de su voz. “El taxi ha cambiado vuestras vidas”, les dice Paco Ballesta después de que “Juani” le haya hecho la compra en el supermercado a Jose. Porque este taxista granadino ayuda hasta el punto de hacerle los recados que necesite. “No le suelo poner taxímetro, lo que hacemos en pactar un precio”, dice mientras corre entre las estanterías siguiendo la lista de la compra.

Porque la gente “no sabe lo que es un taxista. Si tu pinchas en una carretera nadie se va a parar a ayudarte. Un taxista sí lo hace”, cuenta Juan mientras sale del puerto de Málaga después de esperar a los pasajeros de “el melillero”. Así es como los taxistas llaman al barco que a las 8 de la mañana llega desde Melilla.

Juan, malagueño, de 62 años, tiene un buen puñado de anécdotas después de cuatro años. Comercial de joyas en una época anterior, a Juan le conocen como “Camaroncito” porque si el cliente quiere, le va cantando flamenco durante la carrera. Con varios diccionarios de inglés y de francés se defiende si tiene en idiomas si tiene que hablar con los turistas y le cuenta a Bea Díaz la cantidad de cosas que pasan durante las carreras.

Nuria tiene 21 años y su padre le regaló la licencia para conducir su taxi hace unos meses. Menos mal, porque en Sevilla alcanza los 70.000 euros. 240.000 puede costar en Marbella. Y cerca de 200.000 en Córdoba o Granada, las provincias andaluzas con las licencias más caras. “En gastos yo tengo 2.500 euros todos los meses”, nos cuentan en una parada. Y es que una licencia es como una segunda hipoteca. Si trabajan los dos miembros de la pareja todavía la cosa no va mal, porque uno de los sueldos “se va para pagar el coche”.

Poner el coche en marcha cuesta unos 30 euros diarios así que si se quiere rentabilizar el día no hay más remedio que esperar que lleguen los clientes al menos durante 12 horas de turno. “Mi marido no me deja trabajar en el turno de noche”, cuenta una de las mujeres que han encontrado en el taxi una fuente de ingresos. “Aunque si vas por la calle y te para alguien, si no te gusta, yo no paro”, cuenta con el primer café de la mañana. Es su derecho de admisión. Porque casi todos han tenido “algún susto”. “No merece la pena enfrentarte por 60 o 70 euros porque aquí con el taxi, no se hace más”.


Botón acceda a la web del programa en Canal Sur a la Carta



 
RTVA   Canal Sur Televisión Andalucía   Canal Sur 2   Andalucía Televisión     Radio Andalucía   Canal Fiesta Radio   Canal Flamenco   Fundación Audiovisual de Andalucía   La Tienda
Aviso legal|2011 RTVA|Radio Televisión de Andalucía S.A