Uso de Cookies

X

Se alquila

Todos hemos oído hablar del mercado negro de los pisos turísticos en Andalucía. De ahí que, en los últimos años, tanto el Gobierno autonómico como la Policía y la Agencia Tributaria hayan tomado medidas para regular estos alojamientos que ejercen competencia desleal a los hoteleros. Desde hace un año, una nueva norma obliga a los propietarios a inscribir sus casas en un registro oficial de viviendas turísticas de la Junta de Andalucía. Quien se salte la norma y sea pillado se expone a sanciones que oscilan entre los 2.000 y 150.000 euros. Como fruto de esta normativa, han salido del mercado clandestino 23.000 viviendas privadas con uso turístico. Pero los afectados estiman que aún quedan 60.000 pisos privados en la economía sumergida andaluza. El programa hace una radiografía de los inmuebles con carteles de "se alquila".