LA MAÑANA DE ANDALUCÍA
<
LA MAÑANA DE ANDALUCÍA

Bravo defiende el modelo fiscal andaluz frente a la "voracidad tributaria" del gobierno central

El consejero de Hacienda y Financiación Europea asegura que el fin de la deducción por tributación conjunta que el gobierno ha remitido a Bruselas "ataca" especialmente a Andalucía, donde las declaraciones conjuntas son "casi 800.000"

"Los gastos en cursos de idiomas y nuevas tecnologías tendrá una deducción de un 15% hasta los 150 euros, siendo la única Comunidad autónoma que lo tiene"

Sobre la influencia de los comicios madrileños en la legislatura andaluza ha dicho que "en Andalucía hay estabilidad del gobierno y con el socio que es Vox, así que no tiene por qué haber problema"

4 May 2021

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha defendido la política fiscal del gobierno andaluz frente a la del Ejecutivo central después de que saliera a la luz la pretendida eliminación de la deducción actual por la tributación conjunta en el IRPF que se ha incluido en el plan de reformas que exige la Unión Europea para poder recibir los 140.000 millones de euros de los fondos para la recuperación conocidos como Next Generation.

Bravo ha dicho en La mañana de Andalucía que "ya está bien de voracidad tributaria" y avisa que esa reforma fiscal de la Hacienda estatal "ataca" especialmente a Andalucía, donde las declaraciones conjuntas representan "el 21,6 % del conjunto de España", un total de "casi 800.000 declaraciones". El consejero, además, ha advertido que por muchas declaraciones que se hagan ahora no puede haber marcha atrás porque "está escrito en la página 341 del documento remitido por el gobierno a Bruselas y para tener los fondos europeos es necesario cumplir los compromisos. Al gobierno se le ha acabado el crédito para seguir mintiendo. Ya está bien de improvisar y resolverlo todo con subida de impuestos".

Frente a esto, ha defendido que en Andalucía a partir del 1 de enero de 2022 se va a producir "la rebaja fiscal en todos los impuestos sobre los que tenemos competencia como renta, patrimonio, sucesiones y donaciones, de matriculación, transmisión patrimonial y actos jurídicos documentados" que beneficiarán por ejemplo a la compra de vivienda, al alquiler de determinados colectivos, así como por aportaciones a al I+D+I y por gastos en academias de idiomas o de nuevas tecnologías. Y en este sentido ha puesto numerosos ejemplos: "Por el nacimiento de un hijo en localidades de menos de 3.000 habitantes habrá una deducción de 400 euros; un jubilado de más de 65 años con un alquiler de 300 euros al mes que ahora se deduce cero, a partir de ahora 540 euros; por la compra de una vivienda de 135.000 euros de un joven de menos de 35 años; los gastos en cursos de idiomas y nuevas tecnologías tendrá una deducción de un 15% hasta los 150 euros, siendo la única Comunidad autónoma que lo tiene; una deducción de hasta el 50% en inversión en I+D+I con un límite de 12.000 euros. En definitiva, política social de acceso a la vivienda, natalidad, protección de zonas despobladas, hemos incorporado víctimas de violencia doméstica, de terrorismo... llegar más a las clases medias".

Sobre una posible disminución de ingresos para financiar mejor los servicios públicos como Sanidad, Educación o Políticas sociales, Bravo ha defendido que "hemos invertido 2.000 millones más en Educación, 1.000 más en Educación y 400 más en Políticas sociales" y la reducción del gasto público que está demandado Vox, apoyo necesario del gobierno andaluz para sacar adelante estas medidas, ha dicho que se acometerá "en los gastos superfluos, como haber tenido que pagar 760 millones de euros en sentencias judiciales o 690 millones en intereses". Además, Bravo recuerda que "el año que empezamos a bajar impuestos ganamos 260.000 contribuyentes más y recaudamos más. La clave no es sacarle más a los pocos que están, sino que sean más los que están".

Están puestas, por tanto, las bases para la negociación del próximo Presupuesto andaluz, el de 2022, diálogo que arrancará "en junio". Un panorama favorable que aclararía que no hubiese adelanto electoral en función del resultado electoral madrileño que el propio presidente Juanma Moreno había calificado de "caja de resonancia" para el resto de España lo que se ha interpretado como una puerta entreabierta a no agotar la legislatura que Bravo ha cerrado diciendo que "en Andalucía hay estabilidad del gobierno y con el socio que es Vox, así que no tiene por qué haber problema".

ES NOTICIA