RADIO
<
RADIO

Bashir Eskandari: "Afganistán se ha convertido en un nido de terroristas"

El activista afgano dice en "La Mañana de Andalucía" que "el mundo debería actuar cambiando el sistema terrorista en Afganistán. Porque dialogar con los talibanes no va a devolver los derechos humanos al país".

CANAL SUR MEDIA 16 August 2022

Un año después de la llegada de los talibanes al poder en Afganistán, los activistas de derechos humanos denuncian la represión que sufren las mujeres y las minorías, y cómo la pobreza y el hambre han vuelto a ser moneda común en este país.

Así lo ha explicado en Canal Sur Radio uno de los exiliados que viven ahora en España y que pelea, desde la distancia, por conseguir recuperar los derechos perdidos.

Se llama Bashir Escandari y nos cuenta que "el día quince de agosto es un día de luto para el pueblo de Afganistán, desde que está ocupado por los talibanes se ha negado la libertad de las activistas políticas y sociales, los derechos de las mujeres y de los grupos étnicos".

"Afganistán se ha convertido en un nido de terroristas. La pobreza y el hambre son una amenaza para el pueblo de Afganistán. Esta situación no es aceptable".

El activista afgano añade que "el mundo debería actuar cambiando el sistema terrorista en Afganistán. Porque hablar con un grupo terrorista no es la manera de cambiar el sistema, dialogar con los talibanes no va a devolver los derechos humanos al país".

Bashir quiere dar las "gracias al Gobierno de España, que ha traído a trescientos afganos, pero hay muchas afganas que no trabajaban con este gobierno y nosotros pedimos traer a más gente, que está en peligro".

Afganistán vive una profunda crisis humanitaria y un fuerte deterioro de los derechos de las mujeres alertaron este lunes la ONU y varias de sus agencias.

La organización aseguró que la ayuda internacional permitió durante el pasado invierno evitar "el peor escenario posible", que habría sido una gran hambruna en el país, pero recordó que a día de hoy casi 20 millones de personas siguen en situación de inseguridad alimentaria.

El coordinador humanitario de Naciones Unidas en Afganistán, Ramiz Alakbarov, explicó que el derrumbe de la economía nacional, unido a las dificultades en los mercados internacionales de alimentos y a desastres naturales, ha creado una situación especialmente difícil que requiere la "atención inmediata" de la comunidad internacional.

Por videoconferencia desde Kabul, Alakbarov dijo a los periodistas que, aunque vital, la ayuda humanitaria no será suficiente si no se solucionan otras cuestiones en un país donde más de la mitad de la población vive actualmente por debajo del umbral de la pobreza.

La ONU considera fundamental impulsar una recuperación económica y ha propuesto, entre otras cosas, fórmulas para facilitar inyecciones económicas y la entrada de activos en Afganistán, muy dificultada por las reticencias de muchos a tratar con los talibanes.

En ese sentido y preguntado al respecto, Alakbarov destacó el impacto en términos humanitarios que tendría el desbloqueo de los miles de millones de dólares del banco central afgano que permanecen bloqueados por Estados Unidos.

Según informó hoy el diario The Wall Street Journal, la Administración estadounidense habría decidido finalmente no liberar esos activos y poner fin a las conversaciones que mantenía para ello con los talibanes después de que el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, fuera localizado y abatido en Kabul por fuerzas de EE.UU, lo que demostró que los talibanes no han roto con el terrorismo, como prometieron.

En cuanto a la situación de la mujer, varias agencias de la ONU denunciaron la importante erosión de derechos que se ha visto, con importantes restricciones en todos los ámbitos, incluida la prohibición de que las niñas estudien en escuelas secundarias.

"En el año que ha pasado desde la toma del poder de los talibanes en Afganistán hemos visto un deterioro diario y continuo de la situación para las mujeres y niñas afganas", lamentó en un comunicado la jefa de ONU Mujeres, Sima Bahous.

Según la agencia de Naciones Unidas para la igualdad de género, las "meticulosas políticas de desigualdad" de los talibanes han convertido a Afganistán en un caso único.

"Es el único país del mundo donde las niñas tienen prohibido ir al instituto. No hay mujeres en el Gobierno talibán, no hay Ministerio de Asuntos de la Mujer, lo que en la práctica elimina su derecho a la participación política. Las mujeres, en su mayoría, tienen restringido el trabajo fuera de casa y están obligadas a cubrir sus rostros en público y tener un acompañante varón cuando viajan", enumeró.

La directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU, Natalia Kanem, dijo que todo ello pone a las mujeres y niñas del país en una situación de enorme vulnerabilidad y llamó al mundo a no olvidar su situación.

ES NOTICIA