Tierra y Mar | Vuelve a ver

El 40% de las cosechas del mundo se pierden por no combatir las plagas a tiempo

No te pierdas el programa, entra en Canal Sur a la Carta.

8 November 2020

Las plantas son vida. Representan el 80% de los alimentos que comemos y producen el 98% del oxígeno que respiramos. Una riqueza que es necesario preservar y proteger de las plagas y enfermedades que a menudo ponen en peligro la producción agrícola y el desarrollo del planeta.

Con motivo de la celebración del Año Internacional de la Sanidad Vegetal de Naciones Unidas, acompañamos a un grupo de técnicos en su labor diaria de inspección y control de estas plagas

La Finca Cabezo Justo, situada en el municipio onubense de San Bartolomé de la Torre, tiene una extensión de 45 hectáreas y pertenece a la Cooperativa Fresaflor. Aquí se cultivan cítricos y frutos rojos. La explotación colabora con el Plan de Vigilancia Fitosanitaria en Cítricos y es uno de los 193/395 puntos de control, situados en distintas zonas productoras de la geografía andaluza.

La prospección previa consiste en detectar posibles síntomas de enfermedad en el árbol, hojas y frutos, mientras que las placas y trampas busca capturar insectos y organismos nocivos.

Libre de enfermedades de cuarentena, en esta explotación preocupa la presencia del cotonet, un insecto que causa importante daños económicos.

Los organismos e insectos capturados en las trampas son analizados en el Laboratorio Agroalimentario de Bonares cuyos técnicos preparan muestras para hacer el PCR de Xylella fastidiosa en cítricos.

En estos momentos las plagas que más preocupan son Xylella fastidiosa y el HLB de los cítricos, aunque también se controlan otras enfermedades.

Tras el caso aislado detectado en Almería y gracias a la prevención, la Xylella fastidiosa ha sido erradicada en el campo andaluz.

Para completar la labor de vigilancia y detección precoz, el Servicio de Sanidad Vegetal Andaluz potencia el uso de la inteligencia artificial y la Red de Alerta e Información Fitosanitaria, también denominada RAIF.

Unas herramientas cuyo objetivo no es otro que cumplir con el lema del Año Internacional de la Sanidad Vegetal: PROTEGER LAS PLANTAS PARA PROTEGER LA VIDA.

ES NOTICIA