LOS REPORTEROS
LOS REPORTEROS

Pacheco cuenta su experiencia en la cárcel: "Me sentí grogui mucho tiempo"

El ex alcalde de Jerez habla con Los Reporteros de su paso por la prisión en la que no cree y denuncia como "conmigo se pasaron tres pueblos".

Su petición de indulto no fue ni contestada pero apoyaría la de los condenados por los ERE.

CANAL SUR MEDIA 2 October 2022

Hoy les invitamos a conocer mejor a uno de los políticos andaluces más controvertidos de las últimas décadas. El exalcalde de Jerez, Pedro Pacheco, ha conseguido recientemente su plena libertad de movimiento. En 2014 ingresó en la cárcel, por varios delitos, entre ellos, malversación. A la espera de conseguir un indulto para poder ejercer cargo público, nos cuenta su experiencia en prisión.

"En la cárcel empezábamos a dar vueltas y vueltas al patio, luchar contra la rutina, que te degradas.. es que si no, te comes el coco todavía más y se te hacen los días interminables". Caminatas de quince kilómetros al día, setenta y tres años, 48 en política, 24 de ellos como alcalde de Jerez. También varias condenas: la más sonada por criticar la parcialidad de los jueces con aquella frase de "la Justicia es un cachondeo". La más dura: cinco años y medio de cárcel por malversación.

José Soto, amigo de Pacheco dice que "Pedro tiene un corazón que no le cabe, es una persona que lo da todo". "Hizo algo que no tenía que haber hecho, pero no esa condena tan grande... que querían que fuera cabeza de turco, por las cosas que había él dicho antes".

Somos lo vivido. Y también la huella, tenaz, que nos deja el pasado.
Yo salí de la cárcel pero hasta hace poco la cárcel no ha salido de mí

El circuito de velocidad de Jerez es, para Pedro Pacheco, su obra más emblemática. Por eso hoy, 37 años después de su inauguración, le duele especialmente que sus puertas se cierren para él. El Ayuntamiento de Jerez desautorizó la grabación allí por no tener relación con un evento deportivo. Y él dice lamentar "que la señora alcaldesa no haya permitido que entremos cinco minutos, imposible, os pido disculpas al programa porque esto es inadmisible"

Un sueño hecho realidad, nos cuenta, que como casi todos los sueños crecen con nosotros.

Pacheco no necesita casi presentación para la mayoría de los andaluces con más de 40 años. Lo fue casi todo en política: Histórico dirigente del andalucismo, diputado andaluz, eurodiputado y uno de los alcaldes más carismáticos de la transición, cuando, nos explica, la política era algo más que un trabajo.

Pacheco lleva a Jerez en el corazón, y en la cabeza. Ideó una ciudad de grandes infraestructuras y defendió los problemas de su tierra en todos los foros. La cultura es, junto a la política, otra de sus pasiones. En 1988 el Ayuntamietno compra el Teatro Villamarta que acoge el festival de Jerez. 

Lector incansable, gran aficionado al western, Pedro Pacheco se atreve, ahora, con la interpretación y ha rodado con los hermanos Baba "Despedida Sangrienta 2" parte de cuatro microrrelatos de terror. 

Una sombra que le llevó hasta su particular historia de terror. El tribunal Supremo le condenaba a cinco años y medio de prisión por prevaricación administrativa, malversación de fondos públicos y falsificación documental en la contratación irregular en 2005 de dos compañeros de partido como asesores municipales.

"Yo me sentí grogui, usted ha visto un buzo se sumerge en el mar... en la escafandra... imagínese eso en la superficie", explica y continúa: "Yo sentí... y yo qué hago aquí, miedo no, rabia... y odio, como reacción".

"Es que contratar a dos asesores si eso es grave imagínese si en 24 años lo que podría haber ocurrido.. hice mal... es que yo creo que ese no era motivo para estar en la cárcel. Aquí se condena al individuo no por lo que comete sino por quien es. Un magistrado que conozco venía de Madrid y le dijeron.. que se cree este que a nosotros se nos ha olvidado lo de la Justicia es un cachondeo." Pacheco pronunció esa frase después de que un juzgado paralizara el derribo de un chalet sin licencia de Bertín Osborne

Tardó tres años en conseguir su primer permiso: "Yo sufrí una persecución por el antiguo director de la cárcel, firmó mi traslado a Lleida, increíble". Y aunque nunca se le concedió el indulto, asegura hoy que apoyaría la medida de gracia para los nueve condenados en el caso de los ERE.

"No creo en la cárcel y ahora que la he probado menos... se producen mucha violencia, muchas riñas, peleas...". Y propunga "menos macrocárcel, más cercanía, mejor equipo técnico que es la única forma que hay de intentar salvar y reinsertar al individuo". "Parte de mi tratamiento que me puse fue ayudar a la gente, ganamos muchos recursos. Hay chavales muy aprovechables de hecho hay dos que han estudiado derecho".

Pedro Pacheco no pierde la sonrisa: "No se puede mirar al cielo desde un barrote, sí yo me río pero por no llorar". Acaba de recorrer 100 kilómetros del camino de Santiago, acompañado de un puñado de incondicionales, y el peso de los errores que, dice, ya ha pagado con creces.

ES NOTICIA