los reporteros
los reporteros

Mantener la ilusión ante una Navidad diferente

Nunca, en 50 ediciones, ha dejado de abrir sus puertas el Belén Viviente de Beas, en Huelva

Este año será la primera vez que lo haga

Como él, centenares de tradiciones tendrán que esperar a que llegue el año que viene

CANAL SUR MEDIA 19 December 2020

Esconder los sueños en un cajón no es lo más adecuado porque les suceden lo mismo que a las tradiciones, especialmente a las navideñas, que necesitan ventanas abiertas y balcones que den a la calle.

Este año no será del todo posible porque casi nada es lo mismo pero, al menos -y es lo más importante- la ilusión se mantiene. 

'Los Reporteros' nos hablan del belén más antiguo de Andalucía, el belén viviente de Beas de Huelva; un belén viviente sin vida por primera vez en su vida.

El pueblo lo siente muchísimo; está dolido emocionalmente, nos cuenta Juana Becerril, Hermana Mayor de la Hermandad de Clarines. Pero está segura que ha tomado la decisión correcta.

Eso sí, si el belén no abre, la economía local se resiente, comenta el alcalde de Beas, Diego Becerril. Los niños son los protagonistas de este nacimiento. Las familias del pueblo como la de María Regalado, no podrán participar este año. 

Folclore, regalos, costumbres, infancia. La navidad aún siendo un acontecimiento esencialmente litúrgico ha trascendido su carácter religioso para convertirse con el paso de los siglos en el territorio festivo, familiar, comercial y multitudinario que hoy conocemos, destaca el antropólogo Alberto del Campo.

En esa creativa mezcolanza, Andalucía dibuja un perfil múltiple y genuino. La navidad se canta en las zambombas de Jerez o en los verdiales de Málaga.

Está presente en los mercadillos de Granada o Almería. Hacen ruido cuando los niños arrastran latas para que a los reyes no se les olvide pasar por Algeciras. Se vuelve dulce y chocolatero en Rute y cobra vida en la localidad jienense de Fontanar y, por supuesto, se convierte en algarabía al paso de las cabalgatas. De ellas nos habla Jesús Corral, director artístico de la cabalgata de Sevilla

Ahora toca buscar alternativas para que la ilusión se mantenga. 

ES NOTICIA