LOS REPORTEROS
LOS REPORTEROS

Covid-19, el virus que no cesa

Se cumple un mes desde que se levantó el estado de alarma.  Sin embargo, el virus sigue entre nosotros como lo demuestran los más de 200 focos activos en España. 

Toca volver a recordar que con nuestros actos, podemos poner en peligro la vida de los demás.

25 July 2020

Esta semana se ha cumplido un mes del levantamiento del estado de alarma. Una fecha a la que llegamos con preocupación por los más de doscientos focos activos de coronavirus en toda España. La pandemia sigue su curso y se ceba con los más jóvenes. Fiestas y botellones tienen mucho que ver en eso, pero no hay que olvidar otras reuniones,incluso familiares, en la que nos relajamos y dejamos la mascarilla a un lado. Desde Los Reporteros nos recuerdan que con nuestros actos, podemos poner en peligro la vida de los demás.

La nueva normalidad demostró lo evidente, que el virus seguía entre nosotros, latente; acechando ,y buscando resquicios para poder expandirse. La necesidad de mayor libertad tras el confinamiento nos ha llevado a relajar las medidas de seguridad. De momento no es la situación de marzo, pero si los focos se descontrolan, pueden traernos nuevos confinamientos Mascarillas, manos limpias y metros de distancia social. Tres EMES como clave de bóveda para ponerle freno al virus.

Hace una semana que el virus se cruzó en la vida de un gran número de estudiantes cordobeses... de ellos, de sus familias , de sus amigos. Nadie se podía imaginar que esa fiesta de graduación de segundo de Bachillerato, con cena en el colegio y posterior baile en una discoteca, acabaría convirtiéndose en el mayor brote de COVID de Andalucía. Con un rastreo milimétríco, que ha dejado más de 2000 PCR hechos y en tiempo récord.

Un centro de salud cordobés, convertido literalmente en un autocovid, ha rastreado a todos los contactos de las personas infectadas. Frente a hace cuatro meses, ahora se hacen más pruebas, se rastrean los positivos y sus contactos. Pero tenemos que tener en cuenta que uno de cada seis casos se produce en reuniones familiares o de amigos.

Nos juntamos más veces y más personas, y hemos relajado las medidas de seguridad. Un cóctel perfecto para que aparezcan rebrotes epidémicos, es decir, cuando se genera un número significativo de personas contagiadas en una zona concreta.

Durante el estado de alarma, Granada ha sido una de las provincias con mayor número de casos y ahora lidera junto a Almería y Málaga, los nuevos focos. Uno de ellos en la pedanía de Belicena.

El velatorio por una joven deportista de la localidad, muy querida y conocida en el circuito del tenis de mesa, acabó en el confinamiento voluntario de los 150 vecinos de este pequeño núcleo de población, Y exportó casos a otras provincias andaluzas. En total se hicieron 500 PCR,

El miedo a salir ha perjudicado a los negocios locales. Porque no olvidemos que la actividad económica es muy importante y tiene que funcionar para evitar empeorar la crisis social.

La transmisión comunitaria del virus, es decir la infección local, es más complicada de rastrear que la importada, cuando el infectado viene del exterior.

A la localidad de Lepe el caso importado le llegó de Senegal. Dos armadores locales, regresaban del país africano, en vuelo fletado por el gobierno español, y a su regreso contagiaron a la familia obligando a hacer cuarentena a una buena parte de la población.

Los contagios por coronavirus diagnosticados se han triplicado en tres semanas, sobre todo entre la gente joven, que no duda en arriesgarse a mantener reuniones multitudinarias. Uno de los mayores riesgos para aparición de nuevos focos. El último informe del Instituto Carlos III certifica que más de la mitad siguen siendo mujeres , pero la media de edad ha cambiado, y ha pasado de los 60 a los 48 años.

Con más de 200 focos activos, ( la mitad en Cataluña y Aragón) las CCAA han tenido que adoptar medidas inmediatas para contener el avance de la pandemia. Entre ellas, el uso obligatorio de mascarilla en prácticamente todo el territorio español.

Cierre de playas, y de zonas de ocio. Las autoridades no dudan en advertir de que no se descartan confinamientos de territorios concretos.

Crece la preocupación pero también aumenta la esperanza, el anhelo de que pronto llegue la vacuna. Los ensayos de la que se investiga en Oxford son esperanzadores. Es segura y genera una fuerte respuesta inmune. También hay avances en las que se ensayan en Estados Unidos, Rusia y China.

La búsqueda de tratamientos eficaces avanza pero no hay milagros clínicos. El mayor interés ahora, es controlar a los asintomáticos. Y recordar que 15 minutos bastan para contagiarse.

Recuerdan el famoso eslogan "Póntelo, pónselo", pues aplíquenlo a la mascarilla, póntela y póntela bien. 

ES NOTICIA