LOS REPORTEROS
LOS REPORTEROS

La banca tradicional tiene los días contados

Con la crisis de 2008, comenzó un proceso de reconversión que la pandemia ha acelerado

Sólo en BBVA, la dirección planteaba hace dos semanas, 3.800 despidos y el cierre de 530 oficinas

CANAL SUR MEDIA 13 June 2021

Con la crisis de 2008, comenzó un proceso de reconversión que la pandemia ha acelerado. La apuesta por la digitalización ha condenado al cierre a muchas oficinas bancarias y a la pérdida de miles de puestos de trabajo. En los pueblos más pequeños, incluso, ya no existen bancos y, a veces, ni cajeros en condiciones. Sus vecinos y nuestros mayores son los principales perjudicados de un cambio que no tiene marcha atrás.

El Berrocal es una localidad onubense de 350 habitantes enclavada en la Cuenca minera. En 2016, tras una multitudinaria pero esteril protesta, la única oficina bancaria que quedaba en el pueblo cerró y dejó un maltrecho cajero que funciona o no, según el día. El banco más cercano está a 20 kilómetros. Es sólo un ejemplo de lo que viene ocurriendo con la reconversión de la banca iniciada con la crisis del 2008. Hoy, dos entidades, BBVA y Caixabank tienen sobre la mesa los más duros ajustes de personal y cierre de oficinas de la historia de la banca española.

Las movilizaciones de los trabajadores del BBVA y de CaixaBank son semanales. En toda España. Sólo en BBVA, la dirección planteaba hace dos semanas, 3.800 despidos y el cierre de 530 oficinas.

Después de meses de movilizaciones, con huelgas incluidas maratonianas negociaciones en Madrid, esta semana la dirección del BBVA ha recortado sensiblemente los despidos, quedando en 2935, casi un millar menos que los planteados de inicio.

En la fusión o más bien, la absorción de Bankia por parte de CaixaBank las negociaciones continuan: 8.000 trabajadores deben salir y 1500 oficinas pueden cerrar, es la intención de la empresa, cifras que están tratando de rebajar los sindicatos.

La Asociación Española de Banca no ha querido prestarse a una entrevista grabada por este programa y ha respondido por escrito con la digitalización y la baja rentabilidad como principales argumentos para estos duros ajustes. El Banco de España, ante la misma petición nos responde que no hacen comentarios sobre entidades sujetas a su supervisión. Por su parte, las directivas de BBVA y Caixabank han declinado también participar en este reportaje.

ES NOTICIA