LOS REPORTEROS
LOS REPORTEROS

Decidir con ellos y no por ellos

La Ley para la promoción de la autonomía personal de las personas con discapacidad supone un gran avance.

Desaparecen los tutores y estas personas podrán tomar las riendas de su vida.

En Los Reporteros conocemos cómo han recibido la norma.

CANAL SUR MEDIA 17 October 2021

Decidir con ellos y no por ellos. Es el espíritu de una ley recién aprobada en España y que impulsa la autonomía de las personas con discapacidad. Desaparece la figura del tutor y se fomenta el asesoramiento y el apoyo. El objetivo es garantizar que tengan el control sobre sus bienes o puedan, por ejemplo, firmar contratos con su nombre. Supone un paso de gigante hacia la inclusión y un reto insólito para la sociedad.

Alfredo nos recibe en la imprenta en la que lleva 18 años trabajando. Está contento con la nueva ley. Sabe que, a partir de ahora, las personas con discapacidad pueden tener mayores responsabilidades. Contarán con apoyos. Pero tomarán sus decisiones: las que antes, por orden de un juez que los incapacitaba, tomaban por ellos.

Existen riesgos. Pero las personas con discapacidad y los profesionales implicados piensan que se logrará un equilibrio. La nueva ley recoge el compromiso adquirido por España con Naciones Unidas: hace quince años, en la convención sobre derechos de las personas con discapacidad. Y que ya han puesto en marcha países como Italia. La convención plantea un cambio de paradigma. El obstáculo es de la sociedad, no de la persona con discapacidad. El símil con la discapacidad física es muy ilustrativo.

Guillermo Cerdeira, Catedrático Derecho Civil Universidad de Sevilla. explica que con la norma "se pasa a otro plano. Y ahora la persona con discapacidad necesita una especia de ángel de la guarda. No una persona que actúe por él, sino con él".

La ley, como decía Cicerón, tiene que ser educativa. Todos tenemos que interiorizar el cambio revolucionario que supone y olvidar el sistema paternalista actual. Elena López, Profesora Titular Derecho Civil de la Universidad de Huelva, explica "cuando una persona tiene que tomar una decisión, quizás el problema no está en su falta de capacidad, sino que en lo que está el problema es en que no hemos adaptado los instrumentos para que esa persona pueda reflexionar, pueda conocer, pueda saber, no sólo lo que quiere, sino las consecuencias de lo que quiere".

Alfredo ha tenido un papel activo en esta labor educativa. Es portavoz de la Asociación española de Fundaciones tutelares. Esto se traduce en que ha hecho de intermediario entre los legisladores y las personas con discapacidad. Además, ha defendido la necesidad de la ley en distintos foros.

Para sacar adelante la norma ha sido fundamental el impulso del CERMI, el Comité Español de representantes de personas con discapacidad. Su nombre completo es Ley para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica. Y su hoja de ruta parte de la eliminación, para los mayores de edad, de la patria potestad y la tutela. Las considera figuras muy rígidas; y contrarias a la autonomía personal. Y argumenta que es mejor que sólo existan apoyos.

Guillermo Cerdeira, Catedrático Derecho Civil de la Universidad de Sevilla, considera que "el riesgo por tanto está en que como los dejamos más autónomos, en cierto modo los dejamos más desprotegidos. Es un riesgo que se sabe que se asumen. Pero todo sea por la dignidad y la igualdad de todas las personas. Sólo el tiempo, ¡sólo el tiempo!, nos dirá el resultado de este cambio revolucionario y radical"

Además de la curatela, también son figuras de apoyo los llamados guardadores de hecho, que son las personas que normalmente les ayudan, por ejemplo los familiares. Y otras figura para momentos puntuales: los defensores judiciales. La ley prevé hacer un traje a medida para cada caso, pero siempre apoyando, nunca, salvo excepciones, sustituyendo.

Esto va a cambiar el papel de muchos de los profesionales implicados en la discapacidad. Por ejemplo, Alfredo está tutelado por la fundación TAU. Las fundaciones pasarán a nombrarse "entidades de apoyo, de asistencia" para apoyar las decisiones que tomen. 

 Y los notarios van a tener un papel fundamental. Para realizar el juicio de capacidad que los notarios hacen de oficio, tendrán que tener muy presente este cambio radical que implanta la ley. Las personas con discapacidad recuperan su capacidad jurídica. Los tutores ya no van a firmar por ellos.

Y otros cambios que hacen patente este camino hacia la plena igualdad. En los registros van a desaparecer los llamados libros de incapacitados, que actualmente son distintos e independientes del resto.

De la misma forma que hemos interiorizado los apoyos en Educación o para los discapacitados físicos, esta reforma del Código Civil era una asignatura pendiente que tenía España con muchos Alfredos, perfectamente autónomos. Hijo único, salió de su aldea onubense, Cañaveral de León hace 20 años. Ha ido superando barreras. Y ya ha conseguido vivir en un piso de autonomía personal, con sus compañeros Jesús y Raquel. Ahora, con 45 años, nos cuenta que cada mañana se levanta a las seis y veinte. Y coge dos autobuses para llegar a la imprenta. Entre medias, desayuna siempre en el mismo bar.

Encantados de haber hecho este recorrido, de la mano de Alfredo, por esta nueva ley, que la imprenta del BOE ya ha publicado. Entró en vigor en septiembre. Y en el plazo de tres años, tendrán que estar revisadas todas las sentencias judiciales para cambiar los tutores por figuras de apoyo.

ES NOTICIA