los reporteros
los reporteros

Alerta por la bajada de donaciones de sangre

En Andalucía se producen 35 donaciones por cada mil habitantes y no es suficiente.

La caída en las reservas ha obligado a aplazar operaciones.

En Los Reporteros conocemos el sistema de donación y su importancia. 

CANAL SUR MEDIA 3 July 2022

Las reservas de sangre acumulan varias semanas de déficit, con niveles por debajo de la media. Son las secuelas de la pandemia, que ha obligado incluso a suspender las intervenciones quirúrgicas menos urgentes. Por eso y antes de que muchos de ustedes se vayan de vacaciones, en Los Reporteros nos sumamos a la campaña para donar sangre. Porque los hospitales no paran y muchos enfermos necesitan de su ayuda.

No se compra, ni se vende, y el ser humano aún no ha sido capaz de crear un sustituto artificial para el líquido de la vida. Una bolsa con casi medio litro de sangre puede ser la que nos salve: un regalo que puede llegar, sin remite, en el momento más crítico.

El futbolista gaditano Fabio Padillo se recupera aún de la operación a la que fue sometido el 10 de Junio en el hospital Puerta del Mar de Cádiz. En principio, la extirpación de un meningioma en la cabeza estaba prevista para el 27 de Mayo, pero tuvo que ser aplazada debido a la escasez de sangre. Un llamamiento en redes obró el milagro.

No es habitual que se aplacen intervenciones de este tipo, pero si las reservas están muy bajas hay que esperar a que alcancen unos mínimos de seguridad.Tras el llamamiento de Fabio Padillo en redes, se registraron largas colas para donar sangre

Andalucía necesita unas 5.000 donaciones de sangre para asegurar el funcionamiento del sistema sanitario, desde la atención a pacientes críticos o a pacientes oncológicos, que son los que más sangre necesitan. Por eso los expertos insisten en la necesidad de donar de forma periódica, porque la sangre caduca y sólo uno de sus componentes, el plasma, se puede congelar

Ocho de cada diez donaciones se realizan de manera ambulatoria, de ahí la importancia de desplazarse casi a domicilio para facilitarle la vida al donante. Toda esa sangre recogida se recepciona luego en el Centro provincial de Transfusión sanguínea, y allí se analiza para luego centrifugarla y dividirla en tres partes: plaquetas, glóbulos rojos y plasma. Las plaquetas duran 5 días y los hematíes, 42. El plasma se puede congelar hasta 2 años.

El plasma, un líquido amarillento supone hasta el 55 por ciento de la sangre y en él flotan el resto de los componentes: glóbulos rojos, que transportan oxigeno, glóbulos blancos, encargados de la defensa y plaquetas, que colaboran en la coagulación.

Divididas por componentes, las bolsas llegan hasta el Banco de sangre del Hospital Virgen del Rocío, en lo que se constituye como una gran despensa para abastecer a cualquier paciente que lo necesite, desde un enfermo de leucemia hasta una cesárea.

La sangre tiene nombres y apellidos con las características de cada paciente, la mayoría son pacientes con previsión de quirófano con riesgo de sangrado y pacientes del hospital de día con procesos de quimioterapia activo, oncológicos o hematológicos, que van a venir en los próximos días al hospital a recibir esta sangre

Para coordinar todas las actuaciones que tienen que ver con el reparto de sangre en un gran hospital como éste existe la comisión de transfusiones, un grupo de trabajo formado por 20 médicos y enfermeros que se reúnen de forma periódica para analizar datos, estudiar casos de reacción alérgica o crear protocolos de actuación rápida, por ejemplo, ante un paciente que se desangra.

Hay una serie de patologías que son extremadamente sangrantes y puede provocar la muerte del paciente si no se le atiende adecuadamente y en poco tiempo. En la UCI de trauma y en las emergencias cuando llega un paciente por accidente de tráfico se necesita mucha sangre para salvar la vida de esos pacientes.

Los enfermos graves de covid, una enfermedad con múltiples caras, también han necesitado sangre, por lo que se ha vivido una etapa con las reservas en niveles muy bajos. A eso se ha unido la escasez de nuevos donantes. En Andalucía se producen 35 donaciones por cada 1.000 habitantes

El futuro de la investigación pasa por las células madre y hasta que la ciencia de sus frutos, la solidaridad sigue siendo nuestra única herramienta. Porque hay un hecho indiscutible: nada puede, hoy por hoy, sustituir a la sangre.

ES NOTICIA