los reporteros
los reporteros

Trastornos del sueño, cuando dormir se convierte en una pesadilla

En Los Reporteros profundizamos en los problemas del sueño que afectan a doce personas en España.

Por defecto o por exceso, condicionan la vida de quienes los padecen. 

CANAL SUR MEDIA 5 June 2022

En España, doce millones de personas tienen problemas para conciliar el sueño. Las causas son múltiples pero puede llegar a convertirse en un trastorno grave que afecta a nuestra vida cotidiana. Cansancio permanente, dolores de cabeza, dificultad para la concentración son algunas de las consecuencias de quienes padecen apnea, insomnio o narcolepsia. Pero también se enfrentan, en muchas ocasiones, a la incomprensión del entorno. En Los Reporteros escuchamos a quienes padecen un trastorno del sueño. Cuando dormir se convierte en una pesadilla.

Marián se duerme en exceso. José Miguel, no duerme lo que necesita. Por exceso o por defecto, los problemas de sueño alteran la vida y pueden llegar a hacerla insoportable. No hablamos de una mala noche, que puede tenerla cualquiera. Hablamos de meses, de años sin dormir bien. En España hay más de cuatro millones de personas con un trastorno del sueño grave o crónico.

Estamos en el centro de salud de Marchena, en Sevilla. María Dolores lleva treinta años como matrona, preparando a las mujeres para los cambios que vivirán durante el embarazo y después del parto. Y, entre esos cambios, está la conciliación del sueño.

Son alteraciones del sueño temporales, en las que las hormonas y los bebés, mandan. Por distintos motivos, a lo largo de nuestra vida, la mayoría de las personas vamos a tener momentos puntuales de dificultad para el descanso. Otra cosa es cuando se convierte en un verdadero problema de salud.

Conocemos a José Miguel al que diagnosticaron apnea obstructiva del sueño, un trastorno crónico de las vías aéreas que provoca paradas respiratorias estando dormido. En casos muy graves, puede haber hasta cien paradas durante la noche. No solo impide el descanso sino que conlleva hipertensión arterial, resistencia a la insulina con posibilidad de diabetes, a la obesidad, al ictus y, en definitiva, a todo tipo de problemas. La Sociedad Española del Sueño calcula que el 90% de personas con apnea no está diagnosticada

En casos de apnea, la solución suele ser dormir con un aparato, llamado CPAP, que insufla aire a presión para evitar el colapso respiratorio. No a todos los pacientes les viene bien. En la Universidad de Granada hay un centro de investigación Mente, Cerebro y Comportamiento. Aquí, investigadores universitarios junto a neumólogos del Hospital Virgen de las Nieves, han conseguido, por primera vez en el mundo, curar la apnea. Lo han demostrado a través de un estudio llamado INTERAPNEA

Detrás de esta cura, hay un programa diseñado para que los pacientes cambien sus hábitos de vida con ayuda de especialistas. Durante ocho semanas, aprenden a tener una dieta saludable, a hacer ejercicio y mantener una higiene del sueño. Porque el sueño también tiene su higiene que consiste en establecer horarios regulados para ir a dormir. Este programa no es efectivo en quienes padecen de apnea por la morfología de sus vías respiratorias.

Los resultados de este estudio son una esperanza para quienes sufren apnea, un trastorno que también padecen los niños aunque no sea el más común en ellos.

Recientemente, la Agencia Europea del Medicamento ha aprobado un nuevo fármaco específico para el insomnio, el daridorexant, que aún tardará en llegar a nuestras farmacias. El insomnio afecta a entre un 10 y un 15% de la población en España, en mayor proporción, a mujeres.

A ella, que prefiere permanecer en el anonimato, el insomnio empezó a afectarle mucho antes, con poco más de cuarenta años. Y se convirtió en crónico sin saber exactamente la causa. Lleva ocho años de noches en blanco, con mucho sufrimiento. Una buena noche para ella es dormir tres horas seguidas.

En el otro extremo de los trastornos del sueño, está Marian. Tiene 26 años y es camarera. Hasta hace poco, asumía esa facilidad para dormirse como parte de su personalidad. Hasta que decidió ir a un especialista. Tiene narcolepsia, una enfermedad rara. Se produce por la falta de hipocretina, una especie de hormona que nos mantiene despiertos. A día de hoy, no tiene cura pero sí tratamiento con una medicación específica.

"Me está afectando ya en mi trabajo al nivel de que yo necesitaba irme al cuarto de baño y tomarme una cabezada de al menos diez minutos". En su trabajo respetan esos pequeños descansos pero dice que, sobre todo, le afecta en las relaciones sociales y de pareja. Por eso pide comprensión para todos los que padecen un trastorno del sueño.

ES NOTICIA