LOS REPORTEROS
LOS REPORTEROS

Hacer cine en tiempos de pandemia

Participada por Canal Sur y la consejería de Cultura, este tercer acto de la trilogía de colgaos y pijos que necesita una cuarta entrega para estar completa, ha sido rodada en unas circunstancias adversas y complejas, como ha podido comprobar Los Reporteros, con gentes de aquí, para que se rían en Manchester o en Lebrija.

CANAL SUR MEDIA 30 May 2021

Cuando uno ve sudar la gota gorda a todo un equipo de rodaje, con mascarillas, medidas de seguridad, PCR cada semana, con la mayoría de los cines aún cerrados o medio vacíos, preguntamos al director, productor y protagonista de El Mundo es Suyo Volumen II : ¿No se podía haber parado y esperado al fin de la pandemia?

De hecho, Alfonso Sánchez no ha parado desde que en 2008 y 2009 realizara la trilogía de cortos de macarras, pijos y alternativos que supuso la semilla de dos largometrajes de culto, y el rodaje de este tercero. Este tercer film que no recoge, como podía esperarse, el testigo de los perroflautas, sino que es el volumen dos de las desventuras de Rafi y Fali, los dos pijos sevillanos de El Mundo es Suyo.

El primer largo de la trilogía, el Mundo es Nuestro, de 2012, fue financiado con una original campaña de crowdfunding, apadrina a un tieso, con donaciones anónimas a cambio de entradas o camisetas de la peli. Hoy, con una producción ¿diferente?

No deja de sorprender ver a un guionista metido en harina de monitores y luces. Hay que escuchar a Alfonso contar cómo reaccionó una señora con Alzheimer llevada por su hija al cine a ver El Mundo Es Nuestro.

Ese macarra con pistola, pijo irredento de cubata en vaso de balón, canalla y mal hablado tiene una sensibilidad y una manera de trabajar poco comunes.

Para finales de verano está previsto el estreno en salas de cine. Una comedia que puede parecer extrema, pero que va siendo superada por la realidad cada día. Con un andar y un hablar muy andaluz, pudiéramos pensar que fuera de nuestra tierra no se iba a entender.

Participada por Canal Sur y la consejería de Cultura, este tercer acto de la trilogía de colgaos y pijos que necesita una cuarta entrega para estar completa, ha sido rodada en unas circunstancias adversas y complejas, con gentes de aquí, para que se rían en Manchester o en Lebrija, para que recordemos y curemos las heridas, siquiera sean dos horas, y nos contagiemos de esa risa que lo cura todo.

ES NOTICIA