los reporteros
los reporteros

Europa rompe con AstraZeneca: ¿qué pasará con la segunda dosis?

La ruptura de contrato no afectará de forma inmediata a todas estas personas que están esperando esta segunda dosis. Casi 800.000 andaluces esperan una respuesta.

Una batalla comercial encubierta y un seísmo geopolítico en el mismísimo corazón de Europa. Los Reporteros te cuenta todas las claves y los intereses en esta disputa.

CANAL SUR MEDIA 16 May 2021

La Unión Europea rompe con Astrazeneca. ¿Qué pasará con la segunda dosis de esta vacuna? La ruptura de contrato no afectará de forma inmediata a todas estas personas que están esperando esta segunda dosis. Casi 800.000 andaluces esperan una respuesta.

La partida ha terminado mucho antes de lo previsto. Bruselas rompe la baraja y llevará a los tribunales a la farmacéutica AstraZeneca por incumplimiento de contrato, un episodio que trasciende el pleito judicial que se avecina para convertirse en un problema de gestión sanitaria que encierra a su vez una batalla comercial encubierta y un seísmo geopolítico en el misimísimo corazón de Europa, todo a la vez y precisamente ahora que las vacunaciones han alcanzado la velocidad de crucero y la ansiada inmunidad de rebaño está muy cerca.

Nadie habría imaginado nada parecido hace solo tres meses y medio, el 29 de enero para ser exactos, el día en el que la agencia europea del medicamento autorizaba la comercialización de la vacuna creada en la universidad de Oxford: Un inmunógeno de cuya distribución se encargaría la multinacional AstraZeneca, propietaria en exclusiva de la patente de fabricación, a pesar de que buena parte de los 120 millones de euros que costó el desarrollo inicial de la vacuna procedían de fondos públicos europeos.

Naturalmente, todo se daba por bien empleado. Habría vacunas británicas para todos y en un corto periodo de tiempo: Dos condiciones que, según la Comisión Europea, AstraZeneca no está en condiciones de cumplir. Cuando el pasado domingo Bruselas tuvo constancia de que la compañía anglo-sueca solo podría entregar un tercio de las 300 millones de dosis comprometidas para el primer semestre del año, el comisario europeo de mercado interior, Thierry Breton, anunció que el contrato con Aastrazeneca quedará suspendido en junio.

El conflicto no es nuevo. De hecho la Comisión Europea ya había presentado con anterioridad una demanda contra AastraZeneca para exigir judicialmente la entrega de las vacunas acordadas. Las acciones judiciales se han dirigido a los tribunales belgas para evitar un litigio ante la corte británica, que sería como jugar en campo contrario con un árbitro casero. Aun así, será un pleito largo y muy complejo, advierte el catedrático Andrés Rodriguez Benot.

Una indiscreción de la ministra de presupuestos del gobierno belga nos da una pista montante del que estamos hablando. Eva de Bleeker publicó en un tuit las cantidades que Europa habría pagado por cada dosis, 1 euro con setenta y ocho céntimos en el caso de las de AstraZeneca, la mas barata de todas, por cierto, sobre todo si lo comparamos con los doce euros que costaría cada dosis de Pfizer o los 18 dólares que se habrían abonado por las de Moderna. Esa disparidad de precios alimenta las especulaciones sobre una guerra comercial encubierta tras el batacazo de AastraZenaca, una peripecia que Londres no achaca a un problema empresarial si no a una maniobra política orquestada en Bruselas.

La Union Europea, por cierto, acaba de firmar un nuevo contrato con Pfizer para la adquisición de hasta 1800 millones de dosis en los próximos dos años.

Las estrategias comerciales a gran escala y los movimientos geopolíticos no son asuntos ajenos a David Moreno. El coordinador del plan de vacunaciones de Andalucía se afana estos en reorganizar la vacunación de los 780.000 andaluces que recibieron la primera dosis de Aastrazeneca y siguen a la espera de de una segunda toma: "Esa ruptura de contrato no afectará de forma inmediata a todas estas personas que están esperando una segunda dosis, pero hay que diferenciar dos situaciones. Tenemos a 420.000 andaluces entre 60 y 67 años que se han vacunado con primera dosis, en esos caso van a recibir sin ningún tipo de problemas, cuando les toque, a las doce semanas, pero en las personas menores de sesenta años (…) que en Andalucía son son aproximadamente 260.000 es donde estamos estudiando si se van a poner una segunda dosis de Astrazeneca o de Pfizer".

Los estudios que se llevan a cabo en Reino Unido y en el instituto de salud Carlos III de Madrid serán indispensables para determinar si es aconsejable combinar vacunas diferentes.

En la gestión de una crisis sanitaria confluyen factores muy diversos pero complementarios. Por eso todos interesan: La investigación científica, los protocoles médicos, las decisiones de instituciones y gobiernos, y la responsabilidad individual, por ejemplo. Lo que ocurre es que en en un mundo globalizado hay además intereses comerciales y equilibrios políticos que se suman a la partida en juego. Escapar adecuadamente de la pandemia dependerá también de como se repartan las cartas y quien vaya de mano.

ES NOTICIA