los reporteros
los reporteros

Andalucía, playas de bandera... azul

Nuestras playas suman 145 banderas azules, siete más que el año pasado.

En Los Reporteros recorremos el litoral para comprobar por qué se merecen la bandera y por qué Ecologistas en Acción contrapesa con sus banderas negras.

CANAL SUR MEDIA 3 July 2022

Este fin de semana asistimos a la primera gran evasión a las playas. Andalucía, junto a la Comunidad Valenciana, es la que más banderas azules tiene. Un distintivo que todos ansían pero que muchos ecologistas cuestionan. Nos echamos el bronceador y recorremos el litoral andaluz para comprobar el estado de nuestros arenales.

Este año las playas andaluzas han sido agraciadas con 145 banderas azules, siete más que el año pasado. Las concede Adeac, una de las cinco asociaciones europeas sin ánimo de lucro que forman parte desde 1982 de la Fundación para La Educación ambiental con sede en Dinamarca. De este total, 122 distintivos corresponden a playas, 21 a puertos deportivos y dos a embarcaciones sostenibles. Como novedad se ha incluido la playa cordobesa de La Breña, en Almodóvar del Río, ubicada en un embalse.

Estos son los datos de las banderas azules pero, como todos los años, Ecologistas en Acción otorga también sus banderas negras, porque no es oro todo lo que reluce. Han sido 48 las banderas negras con las que han castigado a playas en toda España. Dos por provincia, por su problemas medioambientales. Y a veces coincide una misma playa con estas dos distinciones. ¿Un contrasentido? Como tantas veces, una misma realidad vista desde dos perspectivas distintas, conduce a interesantes paradojas.

Alguna de las premiadas en azul se estrena este año como tal, y entonces todo huele a nuevo: nos adentramos en La Casita Azul, una coqueta playa de Isla Cristina, en la provincia de Huelva. La calidad del agua que es requisito imprescindible, y luego la presentación de los servicios.

Pero no todo son novedades en las playas de Huelva. Dos enclaves con situaciones crónicas han merecido, para Ecologistas en Acción, lo que ellos denominan bandera negra. Una a la Ría de Huelva, una zona en la que había playas que utilizaba la gente de Hueva. Hace muchos años que desaparecieron y deberían de recuperarse. Esa es la idea fundamental, se acumulan muchos problemas ambientales, desde las balsa de fosfoyesos, hasta las acumulaciones de riesgos de accidentes que se acumulan por el transporte de mercancías peligrosas. La otra que hemos dado es a la zona de la Antilla, en este caso sí a la playa, porque es una zona en la que se hace ocupación del espacio de la propia playa llegando en mucho casos a ocupar no ya zonas de dominio público, sino prácticamente encima del agua dependiendo de las mareas.

Cambiamos de provincia y de registro. Si en Huelva hemos visitado a la benjamina, en Cádiz queremos visitar a una de las más veteranas: la Playa de la Barrosa, en Chiclana, lleva 35 años consiguiendo la bandera azul. Y este año haciendo historia por más motivos: se ha llevado dos distinciones temáticas de las tres posibles. La primera distinción es por el salvamento y socorrismo. Desde el 28 de febrero al 30 de noviembre está operativo.

Aquí, la temporada turística no puede tener mejores perspectivas, con la consiguiente subida de precios. La otra distinción de esta playa es la inclusión de personas con algún tipo de discapacidad. Tiene dos servicios adaptados, uno en La Barrosa, y uno en Sancti Petri.

No abandonamos Cádiz sin apuntar las dos banderas negras que le han correspondido a Barbate por la mala gestión de aguas residuales y a El Palmar, en Vejer, donde se da la coincidencia de las dos enseñas: la azul y la negra.

Nos acercamos también a Granada. Allí hasta 11 playas han sido distinguidas por su calidad ambiental y por la inclusión de sus bañistas. En Torrenueva pueden presumir de sus instalaciones adaptadas. 35 playas tienen el distintivo azul en Almería, y no sólo en los parajes naturales conocidos, también las urbanas, que comprenden San Miguel, Las Conchas, Zapillo y El Palmeral, y la Playa San Miguel de Cabo de Gata han renovado sus banderas.

En número sólo han sido superadas por Málaga, que se lleva la palma. Son varios los criterios que se valoran para conceder una bandera azul. Servicios, seguridad, limpieza y calidad del agua, entre ellos. Además, cuatro embarcaciones recorren a diario el litoral para retirar cualquier residuo sólido, las molestas natas que dejan los restos de hidrocarburos y evitar que las medusas lleguen a las zonas de baño.

ES NOTICIA